Las Mutisias Rebeldes – Socorristas en Red emitieron un pronunciamiento a partir del discurso vertido por una representante del movimiento “Salvemos las dos vidas” de Esquel, difundido en Radio Nacional Esquel, el día 25 de marzo del corriente, en el programa “Lo que Faltaba”.

“El objetivo del comunicado es contra-argumentar y desmentir las falacias expuestas y dejar interrogantes planteados que habiliten avanzar en proceso de reflexión colectiva”, reza el encabezado del escrito que continúa de la siguiente manera:

-Entrevistada: “Supimos de este tema en 2016, lo que estaba sucediendo que se estaba presentando otra vez el proyecto de ley de aborto…”

-Socorristas en Red: “Se enteraron tarde. La Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito se inicia hace 13 años en Argentina y la lucha de las mujeres por el aborto libre es mucho más antigua en nuestro país. Ya nuestras abuelas armaban redes y estrategias colectivas con otras mujeres para sostenerse y acompañarse en la decisión de abortar.2 La Campaña tiene sus simientes en el XVIII Encuentro Nacional de Mujeres
realizado en Rosario en el año 2003 y en el XIX ENM desarrollado en Mendoza en el 2004. El Proyecto fue presentado por primera vez en Diputados en 2007. La de 2018 es la séptima presentación que se hizo desde ese espacio federal y la primera en que tomó estado parlamentario. Además, en Argentina el Código Penal desde 1921 contempla las causales de aborto legal por violación y salud.

-Entrevistada: “…con un grupo de mujeres decidimos tomar la posta y ver qué podíamos hacer para aportar nuestro granito de arena para que la problemática bajara los índices…”

-Socorristas en Red: Nos preguntamos, ¿la “problemática” sería que las mujeres aborten? ¿o que el negocio de la clandestinidad salga a la luz? Las declaraciones citadas evaden el verdadero problema: el aborto clandestino es una de las cinco principales causas de mortalidad en personas gestantes, sobretodo en las clases sociales más vulnerables a nivel económico. Sostener ideas que criminalizan el aborto es legitimar la tortura física y psicológica de obligar a una persona a gestar. Además, no se impide que la práctica se realice porque cuando se toma la decisión de abortar se lo hace, aun a costa de la propia vida.

-Entrevistada: “…ponerse a trabajar por el otro ad honorem…”

-Socorristas en Red: Falso. Las organizaciones “pro-vida” cuentan con apoyo estatal desde el Ministerio de Salud y Desarrollo Social. Desde Nación se han otorgado grandes sumas de dinero a esta agrupación de Iglesias y grupos antiderechos para la implementación de un supuesto acompañamiento a “embarazos inesperados”, con la gestión de una línea 0-800 incluida. Las que sí funcionamos de manera autogestiva somos las colectivas y agrupaciones feministas, a quienes nos mueve la participación social, política, y el acompañamiento amoroso y cuidado para quienes son abandonadxs por el Estado.

-Entrevistada: “…sabemos que el aborto a la mujer la devasta, deja a su familia también
devastada”

-Socorristas en Red: Devastadora resulta la cifra de personas con capacidad de gestar que mueren en la clandestinidad buscando una respuesta que el Estado nos niega. Devastador también es el número de niñxs que quedan sin madre a causa de esta misma lógica de criminalizar un proceso que debe estar garantizado por el sistema de salud y
que de hecho en nuestra provincia lo está.
Los incontables testimonios de mujeres que han abortado recopilados por Socorristas en Red en Argentina a lo largo de su trayectoria de acompañamientos no solo desdramatizan el procedimiento de interrupción del embarazo, sino que desmitifican la idea de que el aborto es un sufrimiento. Muy por el contrario, los relatos expresan alivio y liberación por haber podido dar término a un embarazo no deseado lo que, en última instancia, manifiesta la recuperación que la persona hace de su cuerpo, de su autonomía, de su deseo y de su libertad.

-Entrevistada: “…el varón que está muy dejado de lado. El varón a veces no quiere abortar o apañar la decisión…”.

-Socorristas en Red: No dejaremos de insistir en que la decisión de continuar o no con un embarazo es exclusiva de la persona gestante, de quien pone el cuerpo. El 27 de marzo del corriente, la justicia se ha expedido en este sentido. En Bariloche un hombre interpuso un recurso para impedir que su expareja aborte y los magistrados a cargo se expidieron sosteniendo que “la intromisión sobre una cuestión que hace a la esfera íntima de la persona, como es la práctica de un aborto prescripto por la autoridad sanitaria,
debe ser desestimada de plano”.

-Entrevistada: “…creemos que el aborto es un flagelo para la mujer es la peor situación por la que una mujer puede pasar”

-Socorristas en Red: Flagelo es la violencia obstétrica a la que están expuestxs las personas gestantes desde los controles ginecológicos hasta el parto en el sistema de salud.
Y una de las peores situaciones por la que puede pasar una mujer es ser obligada a gestar y parir un embarazo producto de una violación.

-Entrevistada: “En nuestro código penal está estipulado el artículo 88, donde dice cuáles son los abortos no punibles en el caso de demencia o algún problema de salud extremo (…) siempre y cuando no se pueda evitar por otra vía que es lo que nosotros queremos hacer”

-Socorristas en Red: En realidad, el artículo correcto es el 86, donde se establecen las causales por las que el aborto practicado por un profesional médico con el solo consentimiento de la mujer no será considerado punible: el peligro para la vida o la salud de la mujer y la violación, esta última evidentemente omitida de manera intencional en las declaraciones citadas, lo cual no es casual en correlación con los aberrantes casos visibilizados de niñas violadas obligadas a parir.

-Entrevistada: “… la conexión que nos quieren negar que hay con ese cigoto no se puede
mentir …es una sensibilidad natural biológica…”

-Socorristas en Red: Esa sensibilidad que supuestamente sería innata es una construcción cultural, un rol impuesto que entiende a las mujeres como reproductoras, y que les demanda forzosamente ser madres, lo que se opone a
la autonomía y libertad de toda persona, a la vez que niega las identidades y subjetividades disidentes.

-Periodista: “¿Es cierto esa cifra que tenía como rumor de que en Esquel se efectúan legalmente alrededor de 5 abortos por semana en el hospital?”

-Entrevistada: “El ILE que tenemos aprobado desde 2012 aquí en Chubut … hace un año eran 2 o 3 (abortos) por semana, ahora son 5”.

-Socorristas en Red: En Chubut el procedimiento para la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) fue fijado por la Ley Provincial XV Número 14 y cuenta con una Guía Técnica mediante Resolución Ministerial desde el año 2010. La interrupción legal del embarazo va más allá de ser una cuestión médica e involucra muchos aspectos de la vida de la persona, tales como la intimidad, la autodeterminación y un complejo de derechos ya reconocidos en diversas normativas nacionales, tales como las Leyes Nº 25.673, de Salud Sexual y Procreación Responsable y la Nº 26.529, de Derechos del Paciente en su relación con los
Profesionales e Instituciones de Salud. Ambos, periodista y entrevistada, saben que el aborto es legal en Chubut. Son derechos ganados para la mujer y toda persona con capacidad gestante. La visibilización que habilita actualmente la ola verde y
la corriente feminista nos permite acceder a una realidad que estaba oculta. La interrupción legal de embarazos en el sistema de salud pública, de manera cuidada, constituye un gran logro.
Es falso que hay más abortos, hay más mujeres cuidadas mientras practican sus abortos.
Entre estos grupos antiderechos, ¿por qué causa tanto rechazo que la mujer hoy pueda decidir sobre su cuerpo y autodeterminarse en su deseo?

-Entrevistada: “No sabemos por fuentes oficiales. Sabemos por gente que trabaja en el hospital y no tiene ganas de hacer lo que están haciendo (…) que son 5 bebés por semana que se está llevando el hospital público”.

-Socorristas en Red: Nadie se está llevando nada. Se están haciendo prácticas que están legalizadas. Además, es lamentable que los objetores hagan trascender información confidencial de las historias clínicas de lxs pacientes del hospital, lo cual sí constituye una ilegalidad. Por esto, pedimos con urgencia la implementación de la Ley Micaela (27.499) la cual establece la formación y capacitación permanente en gestión con perspectiva de género como requisito obligatorio para desempeñarse en la función pública.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí