Hace más de dos años que presentaron el pedido en el Concejo Deliberante y el municipio pero aún no han recibido una respuesta. Solicitan el asfalto de cinco cuadras de la Avenida Fontana. Aseguran que en el invierno quedan aislados del resto de la ciudad por las condiciones climáticas.

La inminente llegada del frío y las condiciones climáticas adversas generan preocupación en los vecinos del Cañadón de Borquez como también ocurre en otros sectores de la ciudad. Hoy la mayor necesidad del barrio es la falta de gas. Son 65 las familias que esperan por la conexión de este servicio. La otra problemática que también los aqueja es el acceso al barrio, que en invierno, con las lluvias y la nieve, resulta imposible de transitar.

Fernanda Fernández, integrante de la Junta Vecinal del Barrio Cañadón de Borquez, manifestó a La Portada que “desde que asumimos empezamos a gestionar que se termine el asfalto de la Avenida Fontana, que es el acceso directo al barrio, por una cuestión de seguridad y mejor calidad de vida”.

Señaló que durante este tiempo han presentado notas firmadas por los vecinos en el municipio y el Concejo Deliberante pero todavía no han tenido una respuesta. “Todos los barrios han recibido obras menos el nuestro, así que estamos esperando que se hagan esas cinco cuadras que reclamamos porque en invierno quedamos aislados del resto de la ciudad. No se puede subir ni bajar cuando las condiciones climáticas no acompañan”, explicó.

Fernández también contó que se encuentran abocados a las conexiones de gas ya que son 65 las familias que no cuentan con el servicio. “Estamos reuniéndonos con gasistas matriculados que nos ofrecen diferentes planes de pagos para hacer las conexiones de gas lo más accesible posible para los vecinos”, precisó.

Sin embargo reconoció que para algunos vecinos no lo es, como es el caso de las madres solteras con hijos y los jubilados. “Nosotros ya hemos presentado notas en el Concejo Deliberante, al intendente y al gobernador para que tengan en cuenta a estas personas que no pueden financiar un gasto así”, expresó. En tanto comentó que la empresa Camuzzi en un mes estaría liberando el gas en el barrio.

 

Copa de leche

Fernández contó que continúan brindando la Copa de Leche en la sede vecinal ante la necesidad que existe en el barrio. Hoy asisten a alrededor de veinte chicos por día. “Al merendero lo sostenemos a pulmón, con mucho trabajo solidario y la ayuda de comerciantes como también de los vecinos”, confió.

Agregó en este sentido que “hay mucha desocupación en el barrio y la situación es crítica en todo el país. Por eso trabajamos desde lo comunitario y solidario”.

Por último, expresó que “nosotros trabajamos con los chicos porque son el futuro y también con los adultos mayores porque deben ser respetados y mucho tiempo estuvieron desamparados por el gobierno nacional. Uno debe trabajar en lo social y comunitario siempre que se pueda. Nosotros asumimos esa responsabilidad cuando dijimos que íbamos a hacer una Junta Vecinal”, concluyó.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here