Con 21 años Lucas Alvarez, quien nació con una discapacidad, participó por segunda vez en kayak del tradicional Tetratlón, donde el equipo que integraba ganó su categoría. Aprendió a nadar desde muy chico, compitió en los Juegos Evita y EPADE e incursionó en atletismo, jabalina, básquet, buceo y esquí. Para él no hay un deporte que no se pueda hacer y descubrió que exigiéndose así mismo podía superarse. El tenis, el paracaidismo y escalar son sus próximos desafíos.

Humildad, valentía, esfuerzo y superación son algunas de las cualidades que definen a Lucas Alvarez como persona. A los 5 años se inició en el deporte al aprender a nadar y a partir de los 10 años comenzó a competir en diferentes torneos con el profesor Pablo Lara. Participó en los Juegos Evita y EPADE como también en otros encuentros de natación. También hizo atletismo, jabalina, básquet, buceo, esquí y ahora kayak. “Fue algo muy lindo porque cuando empecé no sabía que una persona con discapacidad podía competir y esto me ayudó a darme cuenta de lo que podía hacer. Aprendí que exigiéndome a mí mismo podía superarme y hacer lo que cualquier persona puede hacer, con un poco más de dificultad”, confió Lucas Alvarez a La Portada.

Al cumplir los 21 años se terminaron las competencias, así que su profesor Pablo Lara comenzó a buscarle otra actividad para que no se aparte del deporte y fue así como surgió la oportunidad de participar de la tradicional competencia del Tetratlón. Su primera experiencia fue hace dos años con el equipo “Los Mosqueteros” donde estaba Pablo Traversaro, Pablo Escobar y Nicolás González. “No sabía que una persona con discapacidad lo podía hacer, ellos me dijeron sí y la verdad que fue una experiencia muy linda”, recordó y contó que Carlos Villafañe, instructor de kayac, fue quien le enseñó a remar y a cómo levantarse de una caída. “No me interesaba ganar sino participar y hacer algo distinto”, aseguró y adelantó que pretenden participar de una competencia similar en otra provincia.

Merecido triunfo

Con ese antecedente, el profe Pablo Lara no dudó en invitarlo a Lucas a participar del Tetratlón que se disputó el último domingo ya que necesitaba que alguien hiciera la prueba de kayak. “Yo le dije que como siempre estaba disponible para todas las locuras que a él se le ocurrieran y para cualquier deporte”, destacó entre risas.

Fue así que integró el equipo “Locos por el Tetra” que logró ganar en su categoría, completado por Gery Roberts, Marcos Cea, Juan Villa, Sebastián Ramallo, Emanuel Carrasco, Enzo Segundo y Alan Sánchez. Los profesores son Pablo Lara, Lorena Rivadeneyra, Yanina Baliente y Félix Antiman. “Mi participación fue corta porque la laguna estaba muy picada y no me dejaron terminar de dar la vuelta, así que me quedé con las ganas. A mí no me importaba nada, yo sólo quería terminar y si me daba vuelta iba a buscar la forma de salir. No sé hacer kayak profesionalmente pero la única forma de aprender es cayéndote y lastimándote”, manifestó.

Si bien se llevaron el triunfo, decidieron recibir el premio junto al equipo “Locos por la aventura” porque “todos tiramos por el mismo lado”. Asimismo anticipó que seguirán entrenando para volver a presentarse el próximo año por lo que espera que se regularice la participación de las personas con discapacidad.

El deporte, un cable a tierra

Lucas aseguró que el deporte es muy importante en su vida porque le permite despejarse y relajarse del día a día. “Hago lo que a mí me gusta y he practicado todo tipo de deporte: natación, atletismo, buceo, básquet, esquí y kayac”, contó y manifestó que le gustaría hacer tenis, senderismo, paracaidismo y escalar. “La idea es probar todos los deportes que aparezcan porque si no uno no sabe hasta dónde puede llegar o cuál es el riesgo”, planteó.

En este sentido comentó que su profesor Pablo Lara se encuentra trabajando para que otros chicos con discapacidad puedan participar del Tetratlón. “Hay muchos chicos que por desconocimiento o miedo de sus padres no hacen otro deporte que no sea pileta o fútbol. Pero se puede hacer cualquier deporte más allá de la discapacidad”, aseguró.

Reconoció que al principio, como todos, siente un poco de miedo ante lo desconocido al aprender un deporte nuevo pero se le pasa enseguida. Sin embargo su familia, en especial su mamá y su abuela, se asustan bastante pero lo apoyan y lo acompañan.

Lucas, además del deporte también estudia y mucho. El año pasado se recibió en Producción de Multimedios y actualmente se encuentra haciendo un curso de diseño gráfico. “Siempre trato de hacer todos los cursos que salen porque quiero empezar a trabajar y hacer una vida independiente”, cerró.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí