La situación de la dependencia policial en Esquel es una incógnita. Sin edificio propio desde hace un par de semanas, hoy cuentan con una oficina pequeña en la Delegación Regional del Ministerio de Gobierno, en calle San Martín casi esquina Fontana. Los agentes realizan un importante trabajo de prevención y mediación sobre todo en los sectores más vulnerables. De ahí la marcada preocupación de los vecinalistas.

Los presidentes de asociaciones barriales avisan que días atrás se produjo el traslado de personal de la Comunitaria (Mujer y Operaciones también) hacia Trelew. Sostienen que esta determinación política deja desprotegida a Esquel y, al mismo tiempo, sella la suerte de la institución en cuestión, la cual dicen está siendo víctima de un “desmantelamiento”.

Acusan al ministro Massoni de mostrar poco interés en la seguridad de la ciudad. “Es sabido que el avance en los hechos delictivos se torna cada vez mayor, con más violencia y mayor frecuencia. Es por esto que nos cuesta entender la decisión del funcionario provincial de quitarnos policías para llevarlos a otro lugar”, explican en la nota presentada en el municipio. Y solicitan al intendente Ongarato -como máxima autoridad política de Esquel- que arbitre los medios y gestione ante quien corresponda. “No permita que avasallen nuestros derechos como ciudadanos”, indican.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí