Ante estos tiempos de crisis y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud junto a otros organismos mundiales, la Dirección de Bromatología junto a la Secretaría de Producción y Empleo se encuentra trabajando en la generación de invernáculos domiciliarios y comunitarios. “Se busca que las ciudades tengan cada vez más producción de comida y que las familias lo puedan hacer en sus propias casas porque es más saludable y así se recupera ese contacto con la tierra y las plantas”, explicó Benjamín Lobos, director de Bromatología.

Este mes comenzó a dictarse un curso en el Centro de Apoyo a la Producción de Esquel y la Comarca (CAPEC) junto con INTA para que la gente aprenda a armar plantines e invernáculos. Al finalizar, las personas que hayan demostrado interés recibirán los materiales para hacerlo en su casa.

“La idea es que las familias generen una mayor producción de la que consumen y tengan una entrada de dinero”, destacó.

Por otra parte Lobos contó que junto a la Cátedra de Soberanía Alimentaria de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco se encuentran organizando una feria, que se realizará desde octubre hasta marzo, para todas aquellas personas que producen alimentos.

“Queremos que tengan un espacio para vender su producción y además es el mejor momento productivo de las plantas”, indicó.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí