Los trabajadores de la Subsecretaria de Agricultura Familiar, dependiente del Ministerio de Agroindustria de Nación, se concentraron en la mañana de hoy en el patio que conecta el edificio de INTA con el quincho de dicha institución donde llevan adelante sus tareas luego de tener que dejar sus propias oficinas.

Acompañados por dirigentes de la Seccional ATE Esquel, trabajadores INTA, dirigentes de APINTA, CTA de los Trabajadores Chubut, referentes del No a la Mina, de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos Esquel, Frente Vecinal Esquel, trabajadores estatales de otras dependencias y vecinos de la ciudad los trabajadores compartieron detalles de la grave situación que atraviesan ante el anuncio de 600 despidos a nivel nacional.

Mencionaron que por el momento se desconocen la cantidad de despidos que afectarían a trabajadores de Chubut y de Esquel ya que los telegramas no fueron enviados por lo cual se intenta revertir la situación antes de que ello ocurra. Sin embargo dejaron entrever que las expectativas – en este sentido- no son muchas y que el objetivo final de estas decisiones del Gobierno Nacional está directamente relacionadas con el cierre de la Subsecretaria dejando solo Agencias en algunas ciudades.

Javier Manquilef, delegado de ATE Esquel en la Subsecretaria, manifestó que “estamos en una situación casi terminal” y agregó que la Subsecretaria de Agricultura Familiar “cuenta con 1500 trabajadores en casi todo el país. Ya tuvimos 300 despidos en el Ministerio de Agroindustria. Ahora se vienen 600 despidos lo que implica una reducción del 50 por ciento de toda la planta de trabajadores. Y es casi seguro que a fin de año la Subsecretaria de Agricultura Familiar cierre pasando a ser Agencias con funciones totalmente distintas”.

“Desde el Ministerio se dice que la Agricultura Familiar es un gasto y que los productores no necesitan nuestra asistencia por lo cual se quiere eliminar a la Subsecretaria”, mencionó Manquilef quien además advirtió que “esto se convertirá en un problema social porque los productores que están alejados de los centros urbanos si no reciben la ayuda de las políticas públicas deben emigrar a otros lugares engrosando los barrios populares más periféricos de las ciudades con las consecuencias que ello conlleva”.

Confirmado

Belén Coussirat, delegada de ATE Esquel, por su parte remarcó que “esto no son rumores” y agregó que “el lunes tuvimos una teleconferencia con nuestro coordinador (Fernando Ferrera) que está en Gaiman y nos dijo que se hará una reducción de toda la Secretaria y que no se sabe cómo se continuará. Nos dijo que él piensa en renunciar. Nunca dio la cara y dice que no pensaba que esto sería así, pero desde 2016 lo venimos advirtiendo. La situación es difícil de revertir y lo que sabemos hasta ahora es lo que los telegramas aun no salieron por lo que estamos tratando que alguien nos escuche y frene esto que será el desmantelamiento de una política pública que ha sido muy importante para todo el sector”.

Para finalizar, mencionó, que además de los puestos de trabajo “se trata del alimento de todos los días, de la ocupación territorial y sabemos por qué no quieren tener a la gente en la Meseta o Lago Rosario. Quieren hacer negocios inmobiliarios e introducir la megamineria”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí