El malestar de los vecinos por el pésimo estado de calles en distintos barrios de la ciudad está en aumento. El reclamo crece a la par de los baches. Las lluvias y las condiciones climáticas reinantes durante los últimos días complican bastante el tránsito sobre todo en los sectores altos.

Nadie puede esperar que después de las nevadas, las tormentas de lluvia y las fuertes heladas de cada mañana las calles de ripio sean un villar. En absoluto. Pero la cantidad de pozos, y la profundidad de varios, ya se torna insostenible para muchos.

Vecinos transmitieron su queja en la redacción de diario La Portada. El Sargento Cabral, el 100, 50 y 74 Viviendas, el 28 de Junio, Badén, Ceferino, Estación, Bella Vista y Buenos Aires, son algunos de los barrios que presentan mayores inconvenientes.

El paso del transporte público también es una condicionante. “La Gobernador Tello por ejemplo está intransitable”, reconoció sin vueltas el secretario de Obras Públicas, Alejandro Wengier. El funcionario municipal viene teniendo mucho trabajo por estos días.

Lo concreto es que los conductores deben hacer malabares para esquivar los pozos. “Hay que andar a dos por hora. La verdad que ya no sé qué calle agarrar para llegar a casa. Y lo otro es no romper el auto”, decía enojado un padre de familia que vive en el 74 Viviendas.

Para combatir las crudas heladas el municipio desparramó sal y arena en los puntos altos. “El repaso de las máquinas hasta el miércoles estará algo comprometido salvo en horarios del mediodía que empieza a aflojar un poco la temperatura”, indicó Wengier.

“Desde el sábado estuvimos abocados al trabajo en el Don Bosco, Winter, Bella Vista, Estación, Cañadón de Bórquez y el acceso a la Laguna La Zeta”, agregó.

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí