Entrevista: “La cultura es fundamental para afirmar la identidad”

0

Tiene 57 años, fue futbolista profesional, se recibió de Técnico Mecánico y Docente. Fue Secretario de Cultura del intendente mandato cumplido Rafael Williams (1999- 2003; 2003-2007; 2007- 2011) y Secretario de Cultura de la Provincia (2011- 2015). Actualmente ejerce su rol docente en las Escuelas N°758 y N° 735 e Instituto N°818.

En esta entrevista con La Portada Claudio Dalcó relata su historia de vida, que incluye episodios  deportivos junto a Diego Maradona, repasa la gestión pública de la que fue protagonista, desliza una visión crítica de la actual gestión cultural de Esquel y no descarta volver a ocupar un cargo público.

La Portada: ¿Cuándo nació su inclinación por las actividades culturales?

Claudio Dalcó: A los 16 años jugaba al fútbol, pero también me gusta dibujar. Comencé a ir a algunos talleres de música y dibujo. También toco la guitarra. Me volqué a la actividad artística en 1982 y después ingresé a la Escuela de Bellas Artes. Me incliné hacia el dibujo, pintura, grabado y muralismo. Con la gestión pública dejé de hacerlo. Hoy me identifico más como grabador. En la gestión cultural estuve en Clubes de Barrio, Comisión de Fiestas y en 1983 comencé con el armado del Centro de Estudiantes. Allí se despertó todo lo que fui desarrollando a lo largo de mi vida.

L.P: ¿Cómo llega a Esquel y a la función pública?

C.D: A Esquel llegué porque siempre me gustó la Patagonia. Era algo que charlábamos con un grupo de docentes cuando nos estábamos formando. Llegué a radicarme a Esquel en 1990 ya con un título de docente. Me fui relacionando con los artesanos y músicos que estaban en la plaza cuando se hacia la Semana de Esquel. Luego se organizó la Sociedad de Artistas Plásticos (1995) presidiéndola hasta 1998. Nos conectamos con otras organizaciones. Cuando hubo una interna abierta muy importante me acerqué, como tantos otros, a participar con propuestas de proyectos culturales porque creíamos que Esquel necesitaba hacer un salto en ese sentido. En su momento me convocó Rafael Williams para que sea parte de su gobierno en la Secretaria de  Cultura junto a un equipo que ya se había armado en estos proyectos culturales.

L.P: ¿Qué balance puede hacer de su paso por la gestión pública?

C.D: Uno tiene aciertos y errores, pero creo que la política pueda cambiar las cosas. Creo que desde la gestión pública se pueden hacer muchas cosas y en Esquel lo hicimos. Fue mérito de un conjunto de personas y de un momento histórico donde se pudieron convocar a distintas organizaciones. Fue un momento donde el Estado Municipal fortalecía la organización de los sectores culturales. Armamos la Comisión Municipal de Promoción de la Cultura para escuchar la demanda de los diferentes sectores para ser un actor más dentro del movimiento cultural de Esquel. Creo que el Estado debe estar presente para fortalecerlo y no para competir con la actividad independiente. Tuvimos, además, la oportunidad de gestar el Centro Cultural Melipal en 2000- 2001. Creo que Melipal es un logro sumamente importante, planificamos también el Museo de Culturas Originarias y la Fiesta del Carrero junto a las comunidades. Escuchamos y aprendimos a lo largo de la gestión. El Área de Educación también llevó adelante programas importantes que fortalecieron el hacer cultural de Esquel poniendo a la ciudad en el mapa nacional. Pusimos a la ciudad dentro de las giras patagónicas de los grandes artistas nacionales. Hoy Esquel sigue siendo una plaza atractiva para estos grupos.

L.P: ¿Volvería a aceptar un cargo público?

C.D: Las cuestiones no se resuelven individualmente. Uno debe ser parte de una propuesta política o de un programa. En ese sentido uno está dispuesto a colaborar porque tengo experiencia, pero tampoco creo que yo hice todo. En la gestión pública se necesitan armar buenos equipos y yo tuve la suerte de tenerlos. Aceptaría en el marco de un proyecto político y de un programa cultural. En Esquel hay muchas personas capaces de hacer esto, pero –como sucede en esta gestión – no hay diálogo y no se escuchan otras propuestas. Hay que tener visión y soñar cosas que se pueden hacer. Hoy Esquel está perdiendo oportunidades. Tenemos, por ejemplo, los Centros de Encuentro que terminan siendo oficinas públicas y son oportunidades que se pierden para seguir desarrollando actividades culturales. Esquel se tiene que potenciar y entender que la cultura también es un factor importante cuando se habla de turismo al igual que el deporte trabajando en conjunto con Trevelin. Esas cosas hoy no se ven.

L.P: ¿Considera que las actividades culturales fortalecen a las comunidades?

  1. D: La cultura se construye todos los días. Tiene raíces diferentes porque no todos somos iguales. La cultura es fundamental para afirmar la identidad y entender que el otro puede pensar distinto y tener paradigmas culturales diferentes, pero en sociedad hay que tender los lazos para que suceden los encuentros entre estas diversas realidades y maneras de ver el mundo para que se puedan desarrollar en un territorio común. Las sociedades y – muchas veces – los Estados no comprenden esto.
  2. P: ¿Cuál fue su experiencia con el deporte?

C.D: De joven jugué al fútbol. Jugué contra Diego Maradona en lo que hoy sería Futsal cuando teníamos 16 años. Después compartimos un momento en la Selección Juvenil que fue campeona del mundo. Cuando había cuarenta jugadores fui parte de ese plantel.

L.P: ¿Se arrepiente de haber dejado el fútbol?

C.D: Decidí dejar de ser jugador a los 20 años y no me arrepiento. Cuando Atlanta, después de hacer la conscripción, me dejó libre decidí no jugar más al futbol y no lo hice por mucho tiempo.

L.P: ¿Qué siente que le falta hacer en el ámbito de la cultura?

C.D: Me parece, desde lo personal, que me falta más desarrollo como artista. Dejé de hacer cosas personales cuando estuve en la función pública porque creo que ésta tiene un alto contenido de servicio. En 12 años no colgué un cuadro mío en Esquel y creo que muchos hacedores y funcionarios políticos deberían hacerlo. El deber de un funcionario público es estar al servicio de la comunidad y llevar adelante los proyectos de los distintos actores de la comunidad.  No veo propuestas concretas en el campo cultural y municipal en general que tiendan a acompañar la demanda de la comunidad.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí