Hace poco más de un año, ante la creciente necesidad de generar nuevos ingresos por la falta de trabajo estable, un grupo de mujeres decidió formar una feria en la vereda de la calle Don Bosco a la altura de La Trochita, lugar que fue ganando popularidad con el tiempo y que actualmente cuenta con alrededor de 300 feriantes todos los sábados.

Con el correr de los meses y ante el crecimiento de esta feria, también fueron aumentando las necesidades de quienes venden allí sus productos, como la posibilidad de cortar el tránsito en ese sector de la Don Bosco o contar con baños químicos, ya que son muchas horas las que pasan al aire libre.

Tras numerosas gestiones en la municipalidad, este grupo de feriantes decidió organizarse y trabajar en conjunto con otras instituciones para generar proyectos que puedan garantizar su estabilidad a lo largo del tiempo. Es así que desde hace un tiempo están trabajando con Cáritas Esquel.

En diálogo con La Portada, Marcela Cirilo, una de las organizadoras de la mencionada feria, confirmó que se reúnen una vez por semana con la gente de Cáritas. “La feria hace un trabajo para muchas personas, ahora estamos viendo nuevos proyectos, por lo que pensamos pedir la banca del vecino en el Concejo Deliberante”, adelantó.

“El año pasado usamos la banca del vecino para pedir un espacio cuando se venía la época de frío, pero en este caso el proyecto será diferente, para que la feria siga funcionando, se legalice y quede en ese lugar”, expresó Cirilo quien agradeció el apoyo al proyecto por parte de Cáritas.

Asimismo, recordó que la feria “venía decayendo mucho” en los últimos meses, ya que -según argumentó- la municipalidad de Esquel no accedió a sus solicitudes. “Ahora en la feria no tenemos corte de tránsito, no tenemos baño, agua ni bajada de luz para los que necesitan”, explicó.

Al respecto, señaló que el proyecto en el cual se encuentran trabajando tiene como objetivo que la feria tenga más orden y que sea reconocida por el municipio para que se haga cargo de sus solicitudes. “Queremos trabajar en conjunto con el municipio pero últimamente no colabora mucho”, esgrimió.

Finalmente Marcela Cirilo recordó que la feria se lleva a cabo los días sábados y los feriados, con la participación de más de 300 feriantes. En tal sentido adelantó que el proyecto incluye hacer un relevamiento de la cantidad de feriantes y los rubros de venta de cada uno de ellos.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí