Padres del Jardín Maternal Municipal N ° 2403 “Rincón de Luz” advirtieron sobre el posible traslado del denominado “Punto Limpio” a un sector lindante a la institución. En esa misma manzana, donde funciona la Secretaría de Ambiente, los contenedores repletos de basura son una constante. El reclamo de la comunidad educativa llegó ayer martes hasta el Concejo Deliberante.

Las imágenes impactan. Quien circule por cercanías del Área Operativa, en el barrio Matadero, seguramente tropiece con una sorpresa desagradable: residuos de distinta naturaleza y en cantidades. Hace una semana una montaña de basura tapaba casi por completo los contenedores habilitados. Lo preocupante es que a pasos está el Jardín Maternal, y también Ambiente.

Ayer padres del establecimiento estuvieron en la Casa de las Leyes reunidos con los concejales y el titular de la cartera ambiental, Carlos Buduba. Recriminaron la intención de ubicar el “Punto Limpio” detrás del edificio que alberga a nenes de 45 días a 3 años. “Repudiamos la falta de consideración que tuvo el secretario a cargo para con los niños”, dice una nota presentada en el HCD.

Minutos antes del encuentro en el Concejo, Brenda Sales explicó que “atrás del Jardín quieren poner un punto sucio porque de limpio no tiene nada” y opinó que esta determinación generaría riesgos múltiples para la salud de los chicos. Aseguró que la situación no es nueva. “Hay contenedores cerca que rebalsan, viene viento y se vuela todo”, manifestó.

Dejó en claro que la problemática no sólo afecta al “Rincón de Luz” sino que al conjunto de los vecinos que residen en la zona. Juntaron firmas para acompañar el pedido presentado ayer y dirigido a la concejal María Eugenia Estefanía. “Estamos tratando de solucionar esto”, enfatizó en la puerta del cuerpo legislativo.

En tanto, Cecilia De Bernardi afirmó que esta clase de puntos limpios suelen estar siempre cubiertos de residuos y desde ya no representan una buena medida para la comunidad educativa. “Se junta mugre, perros y ratas”, cuestionó, subrayando que “de buena manera buscamos resolverlo. Necesitamos una respuesta. Esto nos involucra a todos”.

Otra madre, que participó del “cónclave” (con Buduba y ediles), contó a este medio que al menos de palabra las autoridades municipales dieron marcha atrás con la polémica idea inicial y que al parecer pretenden reubicar los depósitos en el predio de la Perrera. “Una solución a medias”, añadió poco convencida con lo que había escuchado.

Pero no todo termina en las estructuras color amarillo ubicadas al margen izquierdo del Área Operativa. Justo enfrente el panorama es el mismo. Diario La Portada recorrió el sector y localizó escombros, cajones de verdura en descomposición, papeles, botellas, vidrios, entre otras cosas. Ayer por la mañana los contenedores estaban vacíos. Sin embargo, la gente del barrio avisan que “se llenan todo el tiempo”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí