La cúpula del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel (SOEME) y funcionarios del Departamento Ejecutivo se verán las caras el viernes próximo para discutir la pauta salarial del primer semestre.   

El secretario de Hacienda, Matías Taccetta, le confirmó a diario La Portada que el viernes a las 19 horas tendrá lugar el inicio de la negociación paritaria con los representantes del gremio. El encuentro estaba programado para el 15 de marzo pero por razones de agenda desde el municipio decidieron adelantarlo.

Las partes utilizarán, como es de costumbre, esta reunión preliminar para medirse y escuchar qué tiene para proponer el otro. El debate promete ser caliente. Por un lado, las autoridades municipales explicarán que la situación de las cuentas públicas no es la mejor, mientras que el sindicato pondrá sobre la mesa la difícil realidad del trabajador.

El secretario General del SOEME, Antonio Osorio, le explicó a este medio que “teníamos previsto la reunión para el 15 de marzo pero el secretario de Hacienda, Matías Taccetta, le dijo a nuestra tesorera que le gustaría adelantar la paritaria”. Si bien no adelantó ningún porcentaje, aseguró que tiene una propuesta para presentarle al gremio. “Con él venimos conversando por otras cuestiones así que conoce nuestra realidad”, destacó.

Asimismo, planteó que “en los dos años anteriores hemos perdido frente a la inflación, fuimos lo que menos perdimos pero hemos quedado por debajo. Ojalá que las arcas del municipio estén en condiciones de no seguir perdiendo y en lo posible recuperar. Esto se nota más allá del discurso público que hace el gobierno nacional, es evidente la pérdida de poder adquisitivo”.

“Ojalá que a nivel local podamos despegarnos un poco de la postura del gobierno nacional y podamos civilizadamente entender la situación de los trabajadores y llegar a un acuerdo favorable para las dos partes”, añadió el dirigente sindical.

Precisó que “el primer semestre los datos que tenemos de la inflación son escasos, entendemos que no se van a cumplir las metas del 15 por ciento, esto no ha ocurrido en años anteriores. La suba de combustibles y demás que se van a trasladar a los precios van a ser que la inflación caiga y supere el 15%. Uno tiene la expectativa de que no supere mucho este porcentaje, pero tampoco nosotros en ese sentido podemos seguir perdiendo frente a la inflación”.

“El primer semestre entiendo que en todas las localidades las negociaciones se van a cerrar sin mayores conflictos pero a lo largo del año, a medida que empecemos a recopilar los datos y demás, vamos a tener un cierre del año muy complicado”, agregó.

“Nosotros cerramos en Epuyén con un buen acuerdo, la verdad que nos asombró cuando nos llamó el intendente y nos hizo esa propuesta, terminó siendo un 22,5% acumulado y la posibilidad de septiembre de volvernos juntar por la famosa cláusula gatillo para no perder frente a la inflación. La verdad que la buena voluntad del intendente de Epuyén ojalá que también la encontremos en el resto de los intendentes”, concluyó.

Incremento “atado” a la recaudación

Hace algunos días el propio intendente Sergio Ongarato había explicado que el incremento salarial para el personal estaría “atado” a la recaudación de la Municipalidad y advertía que “la situación es extremadamente compleja”. Precisaba que las finanzas locales se nutren de Ingresos Brutos, coparticipación de impuestos y regalías petroleras.

Recordaba que los montos por Ingresos Brutos derivan de la venta en comercios y que la facturación de los mismos -por ese concepto- cae cuando existe un retraso en el cobro de sueldos del empleado estatal provincial. “Estamos siguiendo muy de cerca la recaudación y ver la proyección para el resto del año”, aclaraba.

“La predisposición siempre es dar el mayor aumento posible de salarios pero que pueda pagarse. Nunca voy a firmar un acuerdo de un incremento que sé no podrá abonarse”, completaba el mandatario.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí