Nahuel Nisegi, quien desde el 2012 se desempeña como docente en la Escuela N° 791, comenzó ayer por la mañana una huelga de hambre por tiempo indeterminado en la oficina de Supervisión de Escuelas de Esquel tras denunciar a los supervisores Juan Domingo Martínez y Alicia Tolosa por persecución laboral y hostigamiento.

Se estableció en las puertas de Supervisión con una carpa. Colocó carteles y afiches alusivos al reclamo. En el transcurso de la noche amigos y alumnos de Nissegi se acercaron para acompañarlo.

El joven docente contó que desde el 2016 se encuentra viviendo “una situación hostil” por parte de la directora de la Escuela N° 791 de aquel momento, Alicia Tolosa, quien se vio involucrada en un accidente de tránsito que sufrió una madrugada cuando trasladaba alumnos por un proyecto educativo. “Todo esto fue encubierto por el supervisor Juan Domingo Martínez y por eso los denuncié penalmente”, explicó Nissegi a La Portada, quien relató que “a partir de esto se inició una persecución laboral bastante insensata contra mi persona cuando todo el mundo sabe el trabajo que realizo en esa escuela”.

Asimismo destacó que hace cuatro años se desempaña como docente interino, por lo cual le habían garantizado estabilidad laboral por ser estudiante regular de la carrera de música. “Empecé a asesorarme legalmente porque los derechos laborales no son regresivos, sino progresivos, y el Ministerio de Educación se está basando en actas paritarias o decretos que caducan en su vigencia”, precisó. Sin embargo planteó que “la persecución laboral creció desde esta Supervisión porque no sólo el Ministerio no investigó nada sino que encima se premió a la directora ascendiéndola al cargo de supervisora y esto es grave”.

Sin consecuencias

Nissegi sostuvo que “cualquier docente que se ve involucrado en un hecho así debería tener precautoriamente gravísimas consecuencias porque yo no puedo sacar alumnos a la 1 de la mañana, accidentarme y no llevarlo al hospital para constatar sus lesiones que fueron leves de milagro”. Además señaló que él mismo les recomendó a los padres de los chicos no realizar ninguna denuncia hasta tanto no tener una reunión con las autoridades. “A quien le correspondía hacer la denuncia penal era a Juan Domingo Martínez porque hubo abuso de autoridad, abandono de persona y un montón de irregularidades, además de los daños leves”, comentó.

El docente denunció también que se arrancaron las hojas del libro de actas donde los padres pedían que se hicieran las sanciones correspondientes.

Sus horas a concurso

Nissegi inició este martes una huelga de hambre que aseguró que será por tiempo indeterminado hasta que le brinden una respuesta sobre su estabilidad laboral. “Quieren poner mis horas a concurso cuando soy alumno regular del profesorado, estoy en el último año y no corresponde por ley porque las condiciones de cese son por renuncia, aparición del titular o regreso del interino; jamás cesa un interino al inicio del ciclo lectivo”, resaltó.

 

 

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí