Reclaman problemas con la calefacción, falta de mantenimiento edilicio, la necesidad de un SUM para realizar educación física y mayores medidas de seguridad ya que las puertas de las aulas abren hacia adentro.

Cansados de no obtener respuestas durante veinte años, padres, alumnos y docentes de dicha institución se reunieron el viernes pasado en asamblea abierta donde definieron realizar este miércoles una jornada de protesta con diversas actividades a fin de visibilizar su reclamo ya que autoridades provinciales estarán presentes en la ciudad.

El director de la Escuela N° 735, Oscar Lenarduzzi, explicó que el objetivo de la asamblea abierta fue poner al tanto a la comunidad de la situación que los aqueja. El año pasado comenzaron los problemas de calefacción en un sector de la institución que los obligó a suspender las clases. “Desde octubre a la fecha nadie de Obras Públicas o Delegación se acercó para ver cómo estábamos y la semana pasada apareció una empresa que nos dijo que había que cambiar toda la cañería que se había instalado en 2014 porque no coincide con los planos así que vamos arrancar un ciclo lectivo igual que como lo terminamos”, contó.

Otro de los reclamos, que ya es histórico, es la falta de un SUM. “Hoy los alumnos del ciclo orientado que tienen educación física no tienen un espacio para esta materia”, planteó. Al tiempo que anunció que se encuentran gestionando un lugar en el Club Independiente Deportivo como ocurrió con la Escuela N° 112 que les prestará su SUM los lunes y viernes a los chicos del Secundario Básico (1ero, 2do y 3ero).

El vicedirector Pablo Galperin remarcó que “la construcción del SUM es un reclamo que lleva dos décadas con gobiernos sucesivos que han prometido llevarla a cabo”, y citó como ejemplo la promesa del ex ministro de Educación, Gustavo Castán, quien anunció que en 2018 comenzaba la obra del gimnasio. Sin embargo por el momento no hay indicios de que esto fuera a cumplirse.

“Existe una desigualdad con la 735”

Por su parte el profesor Ariel Fías aseguró que “existe una desigualdad con los estudiantes de la Escuela 735 porque todas las escuelas tienen SUM, gimnasio e instalaciones acordes”. De esta manera se preguntó: “¿Por qué a la comunidad educativa de la 735 nos tratan así, por qué no tenemos un espacio como estudiantes y docentes, por qué existe una desigualdad para con todos, familias, estudiantes y docentes?”.

En tanto su par Gustavo Devesa opinó que “las cosas comienzan a funcionar cuando las familias salen a la calle a exteriorizar cuál es la situación porque institucionalmente la escuela se ha cansado de enviar notas y las respuestas nunca llegan”. Además recordó que “estamos con un edificio que no es una escuela, si tenemos una emergencia en un aula las puertas se abren para adentro y no hay mecanismos de seguridad”.

“No nos escuchan”

Una estudiante destacó que el año pasado se realizaron cuatro marchas por la ciudad a fin de visibilizar los diferentes reclamos de las escuelas y no obtuvieron ninguna respuesta. “No nos escuchan y seguimos estando últimos porque a esta escuela no se le hacen reparaciones de ningún tipo”, expresó.

En tanto una egresada manifestó que “hace más de dieciocho años que a esta escuela se le van agregando partes y cuando se solicitó que se colocaran puertas de emergencia, sólo hicieron para las entradas porque la mayoría de las aulas abren para adentro”. Asimismo expuso con indignación que “se logró el edificio nuevo de las escuelas N° 7722, 791 y 758, la parte nueva de la 112 y hace más de veinte años que esta escuela no tiene nada nuevo más que las aulas del fondo y el SUM todavía no está. Se logran muchas cosas para afuera y la 735 sigue siendo abandonada”.

 

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí