A la lucha que se encuentra llevando a cabo la Asamblea de Trabajadores del Hospital Zonal de Esquel por la apertura de paritarias, el pase a planta de personal precarizado y el cumplimiento del Convenio Colectivo de Trabajo, se suma el rechazo a la Cobertura Universal de Salud del Gobierno Nacional como también al proyecto de modernización del Estado de Provincia por considerar que significan “el vaciamiento del hospital público”. Piden al municipio que garantice la salud de los vecinos ya que aseguran que “la situación es crítica por la falta de recursos y el desfinanciamiento de diversos planes”.

La Dra. Lía Pérez Rienzi, vocera de la Asamblea de Trabajadores del Hospital Zonal de Esquel, contó a La Portada que desde mitad de año comenzaron a reclamar la urgente apertura de paritarias, el pase a planta de compañeros y el respeto al Convenio Colectivo de Trabajo. Sin embargo aseguró que ahora la situación se tornó más preocupante con la propuesta de reforma del Estado ya que advierten que pone en peligro todo lo anterior.

Los trabajadores se encuentran en estado de asamblea permanente y en ese marco han venido analizando e interpretando los artículos del proyecto del Gobierno Provincial. Asimismo realizaron días atrás, en el Concejo Deliberante, la presentación de un proyecto de ordenanza para solicitar la apertura de una mesa de discusión sobre este tema y la Cobertura Universal de Salud (CUS), que tendrá lugar en un plazo de treinta días. “Ambos proyectos son iguales, apuntan al vaciamiento del hospital público y al fortalecimiento del sector privado en función de la redistribución de una misma cantidad de dinero entre obras sociales, privados y el hospital público”, destacó.

De esta manera responsabilizó al Gobierno Municipal de garantizar la salud de los vecinos ya que aseguró que “la situación es crítica porque hay desfinanciamiento de un montón de planes que hasta ahora venían funcionando y además faltan recursos tanto materiales como humano, el cual está sobrexplotado”.

 

“No es reforma, es ajuste”

Pérez Rienzi expuso que “es momento de empezar a pensar si podemos detener esto y si queremos seguir convalidando desde la gestión de gobierno este tipo de manejo de la salud pública, que en definitiva es un derecho humano”.

Asimismo planteó que desde los gobiernos “hablan de modernizar, mejorar, reformar pero no dicen que en realidad esto es un ajuste recargado sobre los trabajadores, quienes deben acceder a la salud, a la educación y a todos aquellos elementos que garantizan el buen vivir, que hoy pareciera ser un exceso”.

Por último señaló que “gobernador Mariano Arcioni dice que la CUS viene a dar justicia, pero viene a retirar al Estado para que el que tenga plata pueda acceder a la salud y el que no se enferme y se muera”.

“La CUS es una estafa”

Los trabajadores de la Salud aseguran que el plan de Cobertura Universal de Salud “tiende a consolidar un sistema estratificado e injusto con una medicina pobre para pobres y sin trabajo formalizado; y otra para la población con trabajo formal y/o ingresos medios o altos, a los que a su vez también se escalonarán los planes de “cobertura” de acuerdo a su capacidad de pago en el sistema de obras sociales y prepagas”.

También señalan que “posibilita aumentar las transferencias de recursos financieros, desde el sector público al sector privado a través de la posibilidad de elegir los efectores para las prácticas de Salud”. Por lo tanto sostienen que “lejos de incrementar el presupuesto de salud para las actividades de sostén del sector público, se profundizará el desfinanciamiento y abandono del sistema público”, agregando que “atentará contra la calidad de empleo de los trabajadores de la salud, fomentando modelos de contrataciones y retribuciones que no respetan los derechos laborales establecidos en la Constitución Nacional y leyes de trabajo”.

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí