El presidente del Partido Justicialista Chubut, Ricardo Mutio, encendió la mecha. Detrás empezaron a desfilar intendentes y dirigentes de todos los colores políticos. Quieren debatir la explotación minera. Insisten. Algunos ven a la actividad como salvadora de todos los pesares económicos de la provincia, desnudando la incapacidad de pensar en alternativas limpias.

En espacio de pocas semanas fueron varios los que salieron a hablar en los medios. A Mutio le siguieron Adrián Maderna, de Trelew, Ricardo Sastre, Puerto Madryn, y Daniel Laudonio, titular del PRO. La posición del poderoso intendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares, y del jefe comunal de Paso de Indios, Mario Pichiñán, siempre fue la misma. Buscan la discusión.

“Nuestra postura es clara: somos respetuosos de las voces de los chubutenses como siempre lo ha dicho Mario Das Neves”, sentenció días atrás en la localidad de Trevelin el gobernador Mariano Arcioni y reiteró su rechazo a la megaminería, recordando asimismo el acuerdo firmado durante la Cumbre Ambiental realizada en Rawson. Continuará la política de su mentor, afirmó.

En tanto, el diputado provincial de “Cambiemos”, Manuel Pagliaroni, le dijo a diario La Portada que “estaría muy mal que no aceptemos debatir” y aseguró luego que “si hay que discutirlo, estoy de acuerdo”.  Agregó que en la Meseta Central ven a los proyectos de corte minero como “única alternativa” de desarrollo.

“Hoy creo que no está en agenda el tema. Si bien el Gobierno Nacional lo ha impulsado, el gobernador Arcioni -al igual que Das Neves- planteó su oposición. Sin embargo creo que en los próximos meses se dará ese debate y nosotros no vamos a escapar. Hasta ahora sólo se piensa en una cuestión económica pero lo ambiental es fundamental”, añadió el legislador.

Un pueblo informado y formado

El diputado nacional por Chubut, Santiago Igon, fue otro de los que opinó al respecto y fijó postura. “No es solamente una discusión de dirigentes políticos, en esto también está involucrada la sociedad toda. La matriz económica debe discutirse entre todos los sectores”, indicó y cuestionó que sin Das Neves en el Poder muchos se animaron a hablar.

Recordó que en el 2003 a través del histórico plebiscito el pueblo de Esquel “votó a conciencia por estar debidamente informado y formado”, al tiempo que invitó a todos los dirigentes interesados a visitar la región cordillerana para entender acabadamente que detrás de la megaminería no hay sólo “una cuestión económica”.

“Proponen un debate entre dirigentes, políticos con responsabilidades institucionales y empresarios. No creo que eso pueda dar buenos resultados. Ningún emprendimiento de desarrollo económico, minero productivo o de cualquier índole, puede ser viable y tener éxito si la comunidad no está apropiada del mismo”, sostuvo el diputado.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí