Visitantes nacionales y de origen extranjero llegan a Esquel durante todo el año para realizar el tradicional viaje en el Viejo Expreso Patagónico La Trochita como parte de una excursión que los lleva mágicamente al pasado. Y si a ello se le suma el “asalto” al Tren de Jak Bradford y sus bandoleros el viaje será sencillamente inolvidable.

Este “asalto” es la ficción que recrean un grupo de vecinos cuya intención es divertirse y regalar un momento único a los pasajeros del Tren. En esta entrevista con La Portada Ricardo Lochocki (Jak Bradford) relata el nacimiento de esta idea, su intención y el fin solidario que no muchos conocen.

La Portada: ¿Cómo y cuándo surge el asalto a La Trochita?

Ricardo Lochocki: Surge en 2004 con caballistas amigos con quienes decidimos crear algo distinto y se nos ocurrió hacer un simulacro de asalto al Tren muy ficticio porque ese hecho nunca existió. En febrero de 2004 nos vestimos de bandoleros y corrimos al Tren para sorpresa de todos. Tuvimos el apoyo del entonces Director de Turismo. Salió muy bien y justamente había gente de Clarín por lo que salió en la Revista y en TN. Fue un inicio muy divertido y siguió así todos estos años. Durante el “asalto” regalábamos caramelos y lo que se recaudaba era destinado a comedores maternales algo que se hacía muy anónimamente. El último “asalto” fue el año pasado y por cuestiones climáticas – y algunas otras con las que no contábamos- este año no se hizo.

L.P: ¿Quiénes componen actualmente el grupo de “bandoleros”?

R.L: Siempre trato de convocar a la gente que se dedica a lo ecuestre. Ellos siempre tienen buena predisposición para participar de este evento. Algunos se presentan solos para participar y hasta la fecha hicimos 43 “asaltos”.

L.P: ¿Cuál es el sentido del “asalto” al Tren?

  1. L: Lo hacemos con la intención de divertirnos y lo hacemos con mucho cariño. Tratamos de minimizar cualquier situación de riesgo y de ponerle a La Trochita una cuota de humor para que la gente se sienta atraída y recuerde algo que se hace acá. ¿Dónde se va a correr a un tren a caballo, regalar caramelos a los pasajeros, y secuestrar y devolver a las chicas? Es algo muy divertido.

L.P: ¿Sienten que realizan un aporte al turismo local?

  1. L: Es un aporte al turismo y es fundamental. Yo fui a desfilar como “bandolero” a Jesús María y se pasó en pantalla gigante el “asalto” al Tren. Esto fue muy aceptado y hemos estado en otros lugares. También hemos participado en películas. Siempre tratamos de aportar algo al turismo y que la gente se incorpore a distintas aventuras. Para la gente que viene de afuera que “asalten” al Tren y volver en carreta a la ciudad es toda una aventura.

L.P: ¿Cómo se organiza en “asalto” al Tren?

R.L: Al principio lo hacíamos por nuestra cuenta, pero después fuimos coordinando con la gente de La Trochita porque también necesitamos el apoyo de ellos. Siempre tienen buena predisposición. No recibimos ningún dinero y lo recaudado – que es mínimo- lo sumamos a otras donaciones de comerciantes para llevar a las escuelas.

L.P: ¿Tienen fecha prevista para un nuevo “asalto”?

R.L: Eso es una sorpresa porque la recompensa por nosotros es cada vez más alta, aunque tampoco les conviene ponernos presos porque somos cada vez más en la banda. Pero los que nos llevamos la recaudación somos tres (risas).

L.P: ¿Cómo reaccionan los pasajeros de La Trochita ante un “asalto”?

R.L: El primer “asalto” se hizo sin aviso y la gente se sorprendió. Hubo hasta una persona de origen alemán que fue apuntado por uno de los  bandoleros que se reía, pero él se subió al techo de un vagón. Y cuando se enteró que todo era una broma quería hasta comprar los caballos. Ahora la gente espera el “asalto” y pide pasajes para esos días.

L.P: ¿Cuáles son los personajes de este “asalto” de ficción?

  1. L: Hay unos personajes que suben al Tren: Eta (mi mujer Laura), Coyote Kid (Mario) y yo que represento a Jak Bradford. Nosotros subimos a un vagón y luego lo hacen los demás bandoleros que se “llevan” a las chicas. Esto tiene algo de magia, pero es una ficción que le da un valor agregado a La Trochita que – hasta el momento- ha tenido un resultado fantástico. Hubo algunos comentarios en oposición aduciendo que era algo que nunca había pasado en la realidad. Pero esto es ficción porque La Trochita y el “asalto” no son compatibles desde la cronología.

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here