La cifra alarma: 6 de cada 10 alumnos alguna vez sufrió bullying durante su trayectoria educativa. Un dato que obliga a reflexionar sobre el rol de los padres, el equipo docente y el Estado ante la violencia escolar. Desde la Escuela EMETA de Trevelin un grupo de chicos llevan tres años analizando la temática en conjunto con especialistas.

El bullying es uno de los problemas sociales más acuciantes y complejos. Las consecuencias son graves y pueden ocasionar desde la deserción escolar hasta, casos más dramáticos, el suicidio. Es un fenómeno generalizado a nivel global y merece una atención especial. La prevención y concientización pareciera ser la salida.

“Proyecto Basta Ya” (PBY) es una interesante propuesta impulsada por adolescentes de la EMETA, quienes abordan el acoso escolar a través de una mirada integral. Días atrás realizaron una presentación ante docentes y vecinos en el Centro Cultural “Melipal”. Hubo debate e intercambio de opiniones. También pudo escucharse el crudo testimonios de victimas.

Diario La Portada conversó con Ezequiel Peláez, Lurdes Jacquemin y Aimara Ledesma, alumnos que motorizan el PBY. “Es un proyecto que actúa contra el bullying. Ayudamos a los chicos que sufren este tipo de inconvenientes en las escuelas. Nace hace tres años con un conocido caso de una chica a la cual le crearon un facebook falso”, indicaron.

Jacquemin explicó que el acoso escolar asume varias formas: físico, verbal, psicológico y el de las redes sociales. En el encuentro estuvo presente la Licenciada en Comunicación Lucía Masciotra, especialista invitada para disertar sobre el denominado “Ciberbullying”, entendido como el uso de internet para ejercer maltrato psicológico.

Aseveró luego que “preocupa mucho” el nivel de violencia registrado en los establecimientos educativos del país y contó que los efectos pueden ser dramáticos. Agregó que si bien es una problemática mundial que no reconoce de fronteras, lamentablemente la Argentina está a la cabeza con índices y estadísticas pavorosas.

El papel del docente

En tanto, Peláez afirmó que el rol del docente es crucial para atacar el fenómeno. “Tratamos de que los profesores no lo eviten y que por el contrario sea tratado”, manifestó minutos después de la enriquecedora charla en el “Melipal”. Consideró, asimismo, que muchos no tienen la información adecuada para abordar la temática.

“No sólo el docente carece de información sino que a veces hay capacitaciones pero no concentran mucho interés. Un supervisor de escuelas secundarias comentó que en las jornadas pedagógicas hay una instancia de formación relacionada pero no asisten porque no es obligatorio”, recalcó Ledesma.

Precisaron que en el 2016 hicieron una encuesta en la EMETA donde lograron establecer que el 60 % de los chicos había sufrido bullying en su paso por la Escuela y que más del 70 % confiesa haber sido agresor. “Estamos trabajando con una organización. Arrojaron unos datos estadísticos a nivel mundial: Se estima que el 60 % de los alumnos sufren acoso escolar en la actualidad”, amplió.

Dejaron en claro que la violencia en los espacios educativos se combate con compromiso, voluntad y predisposición de múltiples actores. “La idea nuestra es ir concientizando a la comunidad. Es una problemática instalada. La prevención es fundamental. Tenemos que abordarlo para encontrar una solución y que no llegue a mayores”, completaron.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí