La comunidad Vuelta del Río levantó la toma del Juzgado Federal de Esquel tras dialogar con Otranto

0
33

Finalmente la comunidad mapuche tehuelche de Vuelta del Rio levantó este mediodía la ocupación pacífica del Juzgado Federal de Esquel tras haber dialogado con el Juez Guido Otranto, a quien le pidieron su renuncia por el allanamiento del lunes pasado y le reclamaron que cese con el hostigamiento a los Pueblos Originarios.

Alrededor de dieciocho miembros de la comunidad mapuche tehuelche de Vuelta del Río ingresaron esta mañana, alrededor de las 9 horas, al edificio del Juzgado Federal de Esquel para pedir la renuncia del Juez Guido Otranto por el “violento allanamiento sufrido el lunes pasado”. En diálogo con la prensa, Marcelo Calfupan, miembro de la comunidad, aclaró que se realizó una “ocupación pacífica” y que no se retirarían del lugar hasta tanto Otranto no dejara su cargo.

Asimismo explicó que tomaron esta medida a raíz del ingreso intempestivo de efectivos policiales a su comunidad, sin una orden de allanamiento, y el maltrato recibido durante el operativo. “Hubo compañeros que fueron golpeados en la espalda, tirados al suelo y que les ataron las manos”, detalló. Al tiempo que confirmó que estos hechos fueron denunciados.

Finalmente, después de cuatro horas de permanecer en el edificio, los miembros de la comunidad mapuche tehuelche abandonaron el Juzgado Federal de Esquel tras haber dialogado con el Juez Guido Otranto. En diálogo con la prensa, Moira Millan y Rogelio Fermín confirmaron que pudieron hablar cara a cara con él y que le pidieron su renuncia por los hechos ocurridos el lunes. “El juez se niega a dejar su cargo así que estamos en alerta y no vamos a permitir que lo que vivió la comunidad vuelva a suceder”, aseguró Millan.

Además sostuvo que Otranto “ha generado un nivel de desarmonía enorme, de represión, hostigamiento  y racismo, que no lo podemos permitir”. En tanto Fermín expresó que “nosotros le pedimos que cumpla con su deber de juez y que se termine la violencia contra nuestros peñis (hermanos). También le dijimos que si no cumple con su palabra nos va a tener más seguido en su oficina”.

Seguidamente declaró que “estamos cansados de tanta violencia, ya pasamos la época de la Campaña del Desierto y aún hoy seguimos siendo perseguidos”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here