El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste convocó este martes a sus afiliados a una asamblea general a fin de informarles sobre la relación actual con el Ejecutivo Municipal, que encabeza Sergio Ongarato. Los trabajadores también dieron su opinión y se apuntó a fortalecer su unión. El secretario general Antonio Osorio aseguró que “la situación es crítica así que si tenemos que ir a medidas de fuerza lo haremos porque sentimos el apoyo de los compañeros”.

Durante la asamblea de este martes, el secretario general del SOEME y ZO aclaró algunas situaciones que se fueron dando en este último tiempo con el secretario de Gobierno, Julio Ruiz, e informó sobre las mesas de diálogo que se realizaron con el Ejecutivo Municipal. “Se dieron ciertas inexactitudes que apuntaron a hacer cuestionables decisiones del gremio, como la de haber evitado que saliera el adicional para los inspectores de Tránsito porque no había sido consensuado para ser aprobado por el Concejo Deliberante”, precisó. Sobre este tema le explicó a los afiliados que el proyecto no favorecía a todos los trabajadores por igual.

También apuntó que “algunos secretarios del municipio no le dan participación al gremio para que este no pueda tomar decisiones en los pases a planta ni recategorizaciones, así después salen a decir que no nos preocupamos cuando la respuesta que nos dan es que no hay dinero”. De esta manera opinó que desde el Ejecutivo Municipal “están generando expectativas para dejar al gremio mal parado”, así que aseguró que se va a insistir con todos los proyectos pendientes.

Otro de los puntos que se trató en la reunión con los afiliados fue la desafiliación de parte del cuerpo de inspectores de Tránsito. Se explicó que no tuvo que ver con el adicional sino con las horas extras que estaban realizando y no trabajaban. Osorio aclaró que desde el gremio “no se pidió ningún tipo de sanción, sólo se marcó que no era lo correcto y eso causó molestia”.

 

“NECESITAMOS ESTAR UNIDOS Y SER SOLIDARIOS”

Osorio manifestó que la necesidad de convocar a una asamblea fue “para evitar que entre compañeros nos ataquemos, no todos comparten la visión que tenemos desde el sindicato, lo que es aceptable, y además reconocemos que no todas las cosas nos salen como queremos”. Por este motivo invitó a aquellos afiliados que tengan diferencias con el Consejo Directivo y el Cuerpo de Delegados a acercarse al gremio para corregir esos errores que pueden estar cometiéndose. “En este momento necesitamos estar unidos y no olvidar que cuando no hay dinero hay que repartirlo de la manera más justa y ser solidarios”, resaltó.

Además recordó que los logros alcanzados en estos últimos años “fueron gracias a la unidad, al fortalecimiento del sindicato y al acompañamiento de los afiliados”. Sobre estos últimos destacó la importante participación que hubo en la asamblea de este martes y que se animaron a dar su opinión. “Los trabajadores ven síntomas de que hay cosas que no están funcionando bien por las señales que dan algunos secretarios sobre el manejo de cada área y que trabajan sobre ciertos prejuicios como que el sindicato trata de favorecer a unos por sobre otros”, señaló.

 

“HEMOS PERDIDO PODER ADQUISITIVO”

En los próximos días se realizará la segunda negociación paritaria del año. Al respecto Osorio comentó que “la idea es recabar algunos datos para la discusión del aumento salarial, como el índice de inflación y el poder adquisitivo que hemos perdido, además de que nos quedaron pendientes los pases a planta y la reincorporación de trabajadores municipales que no cumplieron”.

De esta manera concluyó que “estamos en una situación crítica y la verdad que si tenemos que ir a medidas de fuerza lo haremos porque sentimos el apoyo de los trabajadores municipales”.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here