Ulloga: “Nos quejamos de un compañero que gana 6 mil pesos y no vemos qué hace Cristian Genero”

0
42

El operario Feliciano Antipan fue uno de los once contratados a los que el Municipio de Esquel le dio de baja al finalizar el mes de junio, tras haber trabajado durante dieciséis años. El intendente Sergio Ongarato le había dado su palabra al secretario general del SOEME, Antonio Osorio, de que lo reincorporaría pero finalmente dio marcha atrás ante la amenaza de tres funcionarios de renunciar. “Dijeron que era un laburador excelente, entonces nos quejamos de un compañero que gana seis mil pesos y no vemos qué hace Cristian Genero que cobra 26 mil pesos”, dijo el dirigente sindical Tomás Ulloga.

Hace un mes que al operario Feliciano Antipan no le renovaron su contrato. Su situación fue planteada por el secretario general del SOEME, Antonio Osorio, en una reunión que mantuvo días atrás con el intendente Sergio Ongarato, quien se comprometió a reincorporarlo. Pero tres funcionarios de su gestión se opusieron y amenazaron con presentar su renuncia si lo hacía efectivo, por lo que el mandatario dio marcha atrás.

“Es un compañero que hace muchos años trabaja en el municipio y que puede tener algunas falencias como cualquier trabajador, pero habíamos arreglado con el intendente y con el secretario de Deportes, Juan Carlos Tardón, para cambiarlo a su área ya que andaba necesitando gente en el gimnasio para hacer tareas allí”, precisó el secretario de la Seccional Esquel del SOEME, Tomás Ulloga.

Por ello se mostró sorprendido ante el cambio repentino de opinión del intendente municipal. “No entiendo por qué si el intendente toma una decisión los demás secretarios la dan de baja cuando la gente lo eligió a él y no a Carlos Buduba”, señaló.

Ulloga además manifestó que “la situación económica en nuestra ciudad y en nuestro país no es buena para que la gente se quede sin laburo, más Antipan que le costaría mucho conseguir trabajo en el privado así que lo están marginando”.

“El Estado tendría que estar presente”

El dirigente sindical reconoció que el operario puede haber tenido “algunas falencias laborales”, pero apuntó también que “hay que ver la persona, su situación familiar, así que me molesta que se lo quiera marginar de esa manera dejándolo sin laburo”. Al tiempo que destacó que “el jefe del área había dicho que Antipan era un laburador excelente, entonces nos quejamos de un compañero que gana seis mil pesos y no vemos qué hace Cristian Genero en la municipalidad, que cobra cerca de 26 mil pesos”.

De esta manera planteó que “el Estado tendría que estar presente y darle contención porque esta persona tiene problemas que habrá que abordarlos y que como sindicato siempre lo hacemos. Nosotros apostamos al diálogo pero esto no se está cumpliendo”.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here