Roberto Zorrilla, secretario General de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), recibió a La Portada en Buenos Aires para analizar la situación que atraviesan los trabajadores de prensa a nivel nacional y la conformación de las cooperativas de prensa.

“Hoy estamos en un contexto de país donde la profesión está bastante compleja. Tenemos compañeros que siguen siendo despedidos y perseguidos. En general la situación no es la mejor y creo que esto lo estamos viviendo hace muchísimo tiempo. Desde el año pasado venimos denunciando que perdimos tres mil puestos de trabajo y – lamentablemente – la situación no se ha revertido”, señaló Zorrilla. Y agregó que “hay empresas que han mutado de la impresión en papel para reconvertirse en medios digitales. También hay empresas que han achicado su estructura lo que origina inmediatamente el cese de actividades de muchísimos compañeros. La verdad es que la situación no es la mejor, pero también es cierto que venimos trabajando para tratar de revertirla no con mucho éxito debo decir, pero al menos sabemos que la moral de los compañeros está bastante alta a la hora de la lucha. Nadie escapa a la situación del país porque el sueldo no alcanza”.

LP: ¿Cómo recibe FATPREN la conformación de las Cooperativas de Prensa?

R.Z: Es algo nuevo, pero en este contexto de país no nos extraña que esté sucediendo. Ya lo vivimos con los compañeros de Tiempo Argentino (Grupo 23) que debieron forzadamente dejar su relación de dependencia para volverse Cooperativa. Era la única forma de subsistir con un medio autogestionado. Los compañeros debieron aprender cómo administrar un Diario, conocer los costos que implica mantenerlo y todo lo que significa la parte administrativa. Nosotros no vemos con malos ojos, pero si creemos que es complejo. Merece toda la atención y debate necesario en cada lugar para tratar de no llegar a esta situación o acompañar este tipo de decisiones. El cooperativismo, sobre todo en las empresas periodísticas, implica que una de las consecuencias directas es que todos los miembros de la Cooperativa sean responsables de la misma y todos cobren el mismo salario, saber que no siempre se va a tener el dinero suficiente que alcance para cubrir lo que corresponde a través de un Convenio Colectivo de Trabajo.

LP: ¿Analiza FATPREN la posibilidad de contener a los trabajadores autogestionados?

R.Z: En el caso de Tiempo Argentino estuvimos en toda su lucha incluso antes de convertirse en Cooperativa y cuando ellos todavía sostenían el Diario identificándose como la empresa que los había contratado inicialmente hasta que fue mutando la idea del cooperativismo y fueron convenciéndose de que esto iba por ese camino y que no había vuelta atrás. Nosotros estamos convencidos que este tipo de proyectos hay que apoyarlos y apuntalarlos, pero también hay que vigilarlos en el sentido de que no se pierda el rumbo para que los compañeros no pierdan la conciencia de clase. Tenemos, lamentablemente, casos de Cooperativas de Prensa que en el proceso de cooperativismo contrataron compañeros, pero no los han regulado como corresponde por los Convenios Colectivos de Trabajo y los precarizan. No quiere decir que todos los casos sean iguales ni las metodologías sean idénticas. Hay que vigilar y acompañar para cuidar que se respeten todas las normas laborales vigentes.

LP: ¿Podrían los trabajadores autogestionados formar parte de las Comisiones Directivas de los sindicatos de base?

R.Z: El Estatuto de FATPREN no lo prevé y es un gran debate que se está dando, acá en Buenos Aires, con el SiPreBa que es uno de los nóveles Sindicatos que se incorporó a la Federación que tiene justamente el caso Tiempo Argentino con cien compañeros autogestionados. Hay un Portal de Noticias Info News donde decidieron también pasarse a Cooperativa. Ese debate se está dando dentro del Sindicato discutiendo con las bases si corresponde o no corresponde. Yo, personalmente, creo que debemos contener a todos los compañeros trabajadores de prensa sean o no sean cooperativistas. Creo que en algún momento de todo este proceso que atraviesa el cooperativista necesita la asistencia y contención de la Federación y de su Sindicato de base. Este es un debate que hay que darlo hasta el final. No podemos, nosotros, alentar la conformación de una Cooperativa y después -de golpe y porrazo- no estar a la altura para representarlos en cualquier cuestión.

LP: ¿Qué mensaje ofrecería a los trabajadores de La Portada?

R.Z: En principio los felicito. Personalmente he estado y formado parte desde el nacimiento de los conflictos que han tenido. Hemos participado activamente, los hemos acompañados y nos hicimos carne de este problema. Hemos cosechado no sé si amistades, pero si buenas relaciones con muchísimos de los compañeros. Han llegado a este proceso y lo formaron ellos mismos defendiendo sus fuentes de laburo frente a todas las adversidades porque no sólo les dieron la espalda los empresarios, sino que muchas veces hasta el propio Estado miró hacia un costado en el conflicto y la Justicia que demoró o nunca llegó. Que ellos hayan tomado la decisión de lanzarse como Cooperativa en defensa de su fuente laboral es sumamente loable y para nosotros es un orgullo haber estado acompañándolos. Vayan mis felicitaciones para ellos y el acompañamiento de siempre desde FATPREN en todo lo que se necesite y pueda. Creo que el trabajo más grueso lo hicieron ellos, nosotros simplemente cumplimos con la función de acompañar y eso les sirvió para tener esa conciencia de lucha que siguen sosteniendo pese a que hoy dependen de ellos mismos. Ya no dependen de un patrón que les diga qué hacer. Ahora más que nunca es cuando deben ejercer ese periodismo que todos están esperando en Esquel. Este es el momento en que ellos deben mostrarse como verdaderos comunicadores y hacer lo que la sociedad está esperando que ellos hagan y no lo que el empresario, por sus propios intereses, hacia. Mis votos son para que resurja ese periodismo que el empresariado se encargó de apagar durante muchísimo tiempo.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here