Trabajadores del Centro de Orientación Socio Educativo (COSE) de Esquel denuncian abandono institucional del Gobierno Provincial ya que se encuentran trabajando en un proyecto preventivo con adolescentes en situación de vulnerabilidad, pero aún no cuentan con ninguna autorización por escrito ni reciben fondos para esto.

 

Al promulgarse la Ley de Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes -la provincial en 1997 y la nacional en 2005-, la internación de un adolescente en una institución de privación de la libertad como puede ser el Centro de Orientación Socio Educativo (COSE) en los chicos de 16 a 18 años, pasó a ser una medida de último recurso. A raíz de esto las internaciones en instituciones como el COSE pasaron a ser esporádicas, cada seis meses o hasta un año.

Juan Carlos Crettón, Técnico Infanto Juvenil y miembro del equipo técnico del COSE en Esquel, explicó en diálogo con La Portada que “nosotros tenemos recurso humano y contamos con un edificio propio que muchas instituciones no lo tienen, pero nos faltaban los chicos así que decidimos hacer un proyecto alternativo para trabajar con chicos en situación de vulnerabilidad”.

Por su parte, Gabriela Arce, quien también integra el equipo técnico y es Licenciada en Piscología, precisó que “el proyecto consiste en trabajar con adolescentes en situación de vulnerabilidad”.

Actualmente cuatro chicos se encuentran asistiendo diariamente a la institución, donde reciben apoyo escolar, desayunan, almuerzan y meriendan, y tres de ellos participan del taller de herrería.

Crettón planteó que “el subsecretario de Familia Facundo Moreira estuvo reunido con el personal hace un tiempo atrás y nos dio el aval para iniciar este proyecto pero por escrito no tenemos ninguna autorización; esto nos hace pensar que el COSE no es prioridad”.

 

Sin talleristas ni herramientas

Natalia Fuentealba, quien actualmente se encuentra a cargo del COSE en Esquel, subrayó que “la prioridad es la escuela, así que el taller se va a sostener siempre y cuando los chicos sigan yendo a clases”.

Destacó que el taller de herrería lo brindan los preceptores de la institución debido a que no cuentan con talleristas, motivo por el cual el taller de carpintería se tuvo que suspender al ser trasladado quien estaba a cargo a otra institución. También señaló que son los propios preceptores los que llevan sus herramientas y que los insumos son provistos de donaciones de CorFo, aserraderos, comercios locales, talleres particulares y de la carrera de Construcción en Madera.

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí