Columna de opinión: Semana Mundial de la Lactancia

0

Por:

Eluned Lloyd, mamá de Elen

Licenciada en Ciencia Política, docente  y Puericultora

Asociada a UPA (Unión de Puericultoras Argentinas).

Del 1 al 7 de Agosto del 2022 se conmemora la Semana Mundial de la Lactancia. En este sentido, apoyar la lactancia difundiendo Derechos es fundamental, para poder decidir con información, entendiendo el proceso de amamantamiento, para quienes así lo decidan, como una responsabilidad social y compartida.                                                                                                                                                                        En Argentina, contamos con la Ley de Parto Humanizado N° 25.929, conocida como Parto Respetado, sancionada en 2004 y reglamentada en 2015, de aplicación tanto en el ámbito público como privado. La  misma expresa la importancia de recuperar el rol protagónico de la persona gestante, no sólo durante la gestación, sino durante el proceso de parto y puerperio. De esta manera, la ley hace hincapié tanto en el cumplimiento de derechos para la persona recién nacida, en términos de un trato digno y respetuoso, de una correcta identificación, priorizar el contacto piel a piel de manera inmediata al nacimiento, entre otros.

En relación a la persona gestante, habla del derecho a estar acompañada, a la intimidad y al respeto del tiempo, que te informen respecto a las intervenciones médicas, que te asesoren para tu autocuidado y el de tu hija o hijo en ésta etapa y conocer los beneficios de la lactancia y recibir apoyo para amamantar.                                                                                                                                                                          A nivel provincial, en Chubut se encuentra vigente la Ley N° 654, la cual establece en su Artículo 1° la lactancia materna, como derecho fundamental de la madre y el niño y amplía derechos en amplios sentidos, como en la promoción y protección de la Lactancia, licencias más extensas para parejas, en caso de que hubiese, proyección a la creación de un Banco de Leche Humana, entre otros, pionera en varios aspectos.

Por otro lado, recientemente (Julio 2022) también el Estado Provincial realizó una encuesta para conocer la prevalencia de la lactancia, con la participación de 42 establecimientos asistenciales públicos que dependen del Ministerio de Salud de Chubut y con más de 1000 encuestas realizadas a familias con infancias de hasta 2 años. Iniciativa que forma parte de la implementación de la Ley N° 27611 de Atención y Cuidado Integral de la Salud durante el Embarazo y la Primera Infancia, conocida como Ley 1000 Días, a la cual adhirió la provincia en el mes de mayo, para luego llevar a cabo estrategias intersectoriales que acompañen a las familias y favorezcan el establecimiento y mantenimiento de la lactancia exclusiva hasta los 6 meses y continuada junto a alimentación complementaria hasta los 2 años.                                                  

En esta línea, en lo referente al acompañamiento concreto en la Lactancia, aún queda mucho por hacer y acá entran en juego no solo un rol activo del Estado, sino la presencia de las Puericultoras. Las Puericultoras son las personas que asisten y apoyan a las personas gestantes, como así también a las infancias, en el proceso de lactancia, cuidado y crianza.

El ejercicio de la profesión requiere de mucha vocación, ya que el acompañamiento transcurre en un momento de mucha vulnerabilidad como es el proceso de nacimiento (se recomienda hacer una consulta prenatal) y los primeros años de vida, acto fundante sí  lo hay. Acá es donde cobra mayor fortaleza la importancia de conmemorar la Semana Mundial de la Lactancia, para poder visibilizarla, difundir derechos y recursos, para que su tránsito sea lo más cercano a los deseos y por supuesto, posibilidades, de quien decida ejercerla. La Lactancia no es un mandato, es un hecho social, es un acto compartido y como tal, contar con alguien que nos acompañe durante ese proceso es de suma importancia, que nos ayude a decidir sabiendo todas las opciones posibles. Lo que prima ante todo, es el deseo personal. La contención de una tribu, un círculo de personas gestantes, puérperas o de personas cuidadoras ayuda mucho también en éste momento tan crítico.         

En 2020, a través de la Diputada mercedina Vanesa Siley, se presentó en la Cámara de Diputados de la Nación, el Proyecto de ley para el Ejercicio Profesional de la Puericultura, donde se solicita un marco legal que ampare la incorporación de la atención dentro de las prestaciones que dispone la Ley N° 25929, un régimen normativo que regule la actividad, que se incorpore al sistema nacional de salud. En la práctica, ya muchos Centros de Salud, tanto públicos como privados, cuentan en sus equipos con Puericultoras para el acompañamiento de lactancias, cuidado y crianza.

Lo que se solicita desde la Unión de Puericultoras Argentinas, es el amparo legal y condiciones dignas de contratación para su ejercicio. Porque no solo nace un bebé, también nace una madre, una persona que cuida y en esa simbiosis, claro que se deben respetar los derechos de la persona recién nacida, pero también de la persona que gesta, que parió, que trajo un hijo o hija al mundo, sin recetas, sin mandatos, con amor y sobretodo, con información. Jerarquizar la lactancia es una responsabilidad de toda la sociedad.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí