Vecina comenzó con el taller de costura gratuito en el Ceferino

0

Marta Rodríguez hace 8 años que brinda de manera gratuita un taller de corte y confección en el Centro Comunitario del barrio Ceferino. El mismo es abierto a mujeres y hombres de todas las edades. Nada se tira, todo se recicla. Ya son varias las personas que encontraron en la costura una salida laboral. Las clases son los miércoles y viernes de 15.30 a 18 horas.

Su mamá le enseñó que la ropa podía reutilizarse y que con pequeñas cosas se podía hacer mucho. Sólo había que poner la creatividad en marcha y tener ganas de aprender, dos condiciones que a Marta nunca le faltaron. Estudió corte y confección para poder hacerles la ropa a sus hijos y cuando crecieron decidió abrir un taller de costura para compartir sus conocimientos.

Me parece muy importante que las personas aprendan a coser y encuentren en este oficio una salida laboral”, sostuvo Marta Rodríguez en diálogo con La Portada.

El taller de costura comenzó la semana pasada en el Centro Comunitario del barrio Ceferino. Las clases son gratuitas y se brindan los miércoles y viernes de 15.30 a 18 horas. No es necesario contar con ningún conocimiento previo.

Es un espacio donde también se aprende a reciclar la ropa. Allí todo se reutiliza y nada se desecha, así que están abiertos a recibir prendas en desuso para darles una nueva vida útil.

Muchas de las señoras que van al taller, aprenden a coser y hacen arreglos particulares en sus casas para tener una entrada de dinero”, contó y agregó que siempre está a disposición para cualquier consulta. “Cuando se les queman los papeles me llaman y yo las ayudo”, confió entre risas.

En este sentido Marta destacó que “un parche, un cambio de cierre o un dobladillo ya son una entrada de dinero”. Por este motivo remarcó la importancia de aprender el oficio de coser para poder hacer su propia ropa y como una salida laboral.

Asimismo comentó que al taller asisten personas de todas las edades, desde adolescentes hasta adultos. “Hay una chica joven que hace unos adornos muy bonitos con tela reciclada y los vende”, manifestó y agregó que “es muy lindo ver cómo las personas aprenden a coser y termina siendo un ingreso económico”.

Para finalizar invitó a las personas a sumarse al taller para aprender a coser, ya sea para confeccionar su propia ropa, hacer arreglos o como oficio. Remarcó además la importancia de reciclar la ropa para darle una nueva vida útil. También señaló que se encuentra recibiendo telas y prendas en desuso en el Centro Comunitario.

Mucha gente me ha donado ropa, nosotros la desarmamos y la reutilizamos. Nada se tira, todo se recicla”, cerró.

Foto de archivo.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí