Concejo Deliberante: “Por ahora no tengo pensado volver”

0

Alejandro Wengier, quien fuera presidente del Honorable Concejo Deliberante, en declaraciones a La Portada aseguró que permanecerá con licencia de sin goce de haberes por tiempo indeterminado.

Cabe destacar que luego de su alejamiento asumió el cargo el edil Gerardo Fillipini y que su posible permanencia en ese lugar durante el periodo legislativo del año en curso generó una división del bloque oficialista en el recinto durante la sesión preparatoria de la semana pasada.

“Por ahora no tengo pensado volver”, remarcó al tiempo que agregó “no tengo pensado volver por lo que es de público conocimiento en cuanto a las razones de mi alejamiento del Concejo”.

Sobre este último punto recordó que dichos motivo se relacionaron con “la falta de diálogo con el Departamento Ejecutivo. Consideré que esa falta de diálogo entorpecía la gestión. Fue por ello que decidí tomarme la licencia y que otro concejal, con mejor diálogo, pudiera acompañar a los concejales del oficialismo”.

Al ser consultado respecto de por cuánto tiempo podría extender la licencia manifestó que “la realidad es que si yo pongo mañana un pie en el Concejo automáticamente asumo mi banca y se tiene que ir el suplente”.

Wengier también se refirió al clima político de la ciudad de cara a los comicios del año próximo señalando que “si vamos a trabajar siempre pensando en las elecciones estamos equivocados. Uno tiene que trabajar en los cuatro años por los que fue elegido. Hay que atender a la gente y tratar de dar respuestas”. Y agregó que “de esa manera se evalúa la gestión y la posibilidad de que alguien pueda volver a presentarse”.

Una posibilidad  

Respecto de sus aspiraciones para suceder a Sergio Ongarato en la intendencia sostuvo que “creo que es pronto hablar de eso, pero está dentro de las posibilidades”. Fue preciso al sostener que “primero hay que conformar un equipo del cual uno pueda llegar a ser la cabeza de grupo para ser posiblemente elegido. También se puede ser parte del equipo y que la cara visible sea otra persona con la que la gente tenga una mayor afinidad. Lo más importante es conformar el equipo porque una sola persona no puede llevar adelante la situación a nivel municipal, provincial o nacional”.

Sin vuelta atrás

Para finalizar y en relación a la posibilidad de restaurar la relación política con el intendente Ongarato – la cual se viera afectada luego de las pintadas en las que se candidateaba a Wengier- , mencionó que “desde el momento en que me tomé la licencia no hablamos. Lo último fue un mensaje de WhatsApp. Yo creo que es difícil retomar el diálogo porque cuando las cuestiones no son políticas, sino personales no queda de qué conversar”.                  

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí