Editorial – Elecciones: De confirmaciones, sorpresas y decepciones

0

Luego de un extenso proceso de campaña que llevó varios meses se puede decir que – en materia de elecciones – todo finalizó. Sin embargo esta es una primera apreciación ya que los resultados deberán ser analizados por cada partido y cada candidato.         

En la provincia del Chubut, tenida en cuenta en esta elección legislativa nacional de manera especial por el Gobierno central, no se produjeron grandes cambios respecto de los indicios que dejaron las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de septiembre pasado.

Es que Juntos por el Cambio Chubut se impuso en las elecciones generales y cambia, a partir del 10 de diciembre, la conformación de la Cámara de Senadores y de Diputados. Para el primer caso obtuvo dos bancas que ocuparán Ignacio Torres y Edith Trenzi y una banca en la Cámara Baja para Ana Clara Romero.

La segunda fuerza más votada  fue el Frente de Todos que obtuvo una banca en Senadores para Carlos Linares y una en Diputados para María Eugenia Alianiello.  

La gran sorpresa del domingo fue el Partido Independiente del Chubut (PICH) que alcanzó un porcentaje superior al 15% convirtiéndose en la tercera fuerza elegida por los chubutenses.

La gran decepción de Chubut Somos Todos fue el escaso 10% obtenido por los candidatos Federico Massoni y Fabián Puratich que hasta el momento conducen los Ministerios de Seguridad y Salud de la provincia respectivamente. 

Cabe mencionar que tras los comicios, ambos funcionarios, pusieron a disposición del Gobernador sus renuncias. Y de hecho se esperan para la próxima semana – si ello no sucede antes – cambios en el Gabinete de Mariano Arcioni.  

A nivel local tampoco hubo grandes sorpresas. Juntos por el Cambio Chubut ganó y dejó una postal impensada días atrás: el abrazo entre Matías Taccetta y el intendente Sergio Ongarato. La salida del primero del Gabinete municipal no fue en los mejores términos a raíz de su despido. Pero como en política siempre hay tiempo y espacio para “sanar heridas” y “volver a empezar” todo sigue siendo posible.

Los resultados de las elecciones generales dejan una nueva conformación de las Cámaras de Senadores y de Diputados. Ello obligará al Ejecutivo Nacional a dialogar para encontrar consensos y así gobernar los próximos dos años.

La oposición en tanto – y de acuerdo a cuán bien le fue en este turno electoral-  comenzará a pensar en las elecciones de 2023. Sería beneficioso, para la sociedad en su conjunto, que ni unos ni otros pierdan el verdadero norte: el bienestar de todos los argentinos.       

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí