Relatos de emprendedores: Un cambio personal que se transformó en microemprendimiento

Esta es la experiencia de Sandra Aleuy, dueña de Creaciones Sandy quien ofrece viandas saludables. Su gran objetivo es contar con un local comercial en el barrio Los Alerces.

0

Sandra Aleuy decidió modificar sus hábitos alimenticios y – posteriormente – vio en esta circunstancia la posibilidad de compartir esta experiencia con la comunidad. Así nace Creaciones Sandy su microemprendimiento de viandas saludables el cual contó con el apoyo de Cáritas Prelatura Esquel a través del otorgamiento de un microcrédito y diferentes instancias de capacitaciones.

En diálogo con La Portada, Aleuy, relata su experiencia “en 2016 comencé participando de las ferias y vendiendo a algunos conocidos. Luego fui cambiando mi alimentación y la idea fue ofrecer estas viandas saludables”. Agregó, en este sentido, que “el año pasado comencé con la venta de viandas saludables” al tiempo que remarcó que “contar con el microcrédito de Cáritas me permitió elaborar en cantidad para poder llegar a más personas”. Y destacó además la posibilidad de realizar capacitaciones.       

Al ser consultada sobre la modalidad de venta informó que “es por encargo” e indicó que “con el dinero del microcrédito compré una cocina industrial, una mesada de acero inoxidable y una campana. Me manejo por mensajes de WhatsApp”.

Especificó que “hacemos la entrega de viandas frizadas. Pueden ser cinco o más según lo que se solicite”. “La gente responde muy bien a la propuesta porque quieren cambiar su alimentación, porque necesitan tener una vianda lista por cuestiones de horarios en su trabajo o bien para tener algo preparado por su surge alguna urgencia”, manifestó. “Tener las viadas frizadas es una comodidad porque la gente las consume a medida que las necesita. Pero también está la gente que pide la entrega de las viandas calentitas y frescas para el momento”, expresó.  

En relación a la elaboración de las viandas saludables comentó que la misma se rige “por lo que yo he aprendido. Cuando  cambié mi alimentación fui a una nutricionista y ofrezco lo mismo que yo consumo. Las entregas las realizamos a domicilio”.

Aleuy sostuvo que “lo ideal sería, a futuro, tener un local en el barrio Los Alerces. Eso sería un sueño cumplido para poder ofrecer las viandas diariamente”.

Respecto al apoyo para realizar el trabajo señaló que “cuento con el acompañamiento de la familia cuando hay que complicaciones con el reparto o para la compra de insumos”.

Pese a contar con un empleo la situación económica motivó la idea de generar el microemprendimiento “con el microcrédito de Cáritas me animé porque tenía una cocina con espacio muy limitado para lo que yo quería ofrecer. Este microemprendimiento es una ayuda bárbara porque tengo los chicos estudiando”. “Tener una cocina industrial y buena ambientación me ayudó muchísimo para elaborar las viandas en cantidad”, remarcó.   

Una apuesta   

La decisión de elaborar viandas saludables, según  relata Aleuy fue una apuesta “al principio pensé en hacer una degustación para que la gente conozca la propuesta, pero no fue necesario porque había gente que ya intentaba cambiar su alimentación y otra que ya había probado mis productos. Fue rápido el proceso en el que la gente comenzó a hacer los pedidos”.

La comercialización “se hace solamente por mensajes de WhatsApp. No utilizo otras redes sociales. También está el comentario de boca en boca por lo que de apoco se suman más personas. Me organizo de tal manera de poder cumplir con todos los pedidos”.    

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí