Destacan el compromiso y trabajo de Bomberos en Trevelin

La presidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Trevelin, Adriana Garrido, explicó que la asamblea prevista para el fin de semana pasado tuvo que suspenderse debido a las restricciones por la pandemia del coronavirus. Aún no hay fecha para un nuevo encuentro donde se tratará el Balance y la Memoria. Habló también del funcionamiento institucional.

0

En diálogo con diario La Portada, Garrido comentó que la asamblea para poner en consideración el “Balance y Memoria” del ejercicio 2019 (hasta el 31 de enero del 2020) iba a realizarse el sábado anterior en horas de la mañana pero se suspendió a raíz de las medidas anunciadas para frenar la propagación del coronavirus.

Señaló que aún no hay fecha para la nueva reunión de socios y avisó que analizan seriamente hacerla de forma virtual mediante alguna plataforma. Consideró que hoy es el único medio capaz de garantizar la mayor participación posible en lo que refiere a la “puesta en consideración del Balance y la Memoria”.

A su vez, indicó la presidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Trevelin que el documento en cuestión comprende al período 2019. “Las asambleas suelen llevarse adelante en julio”, subrayó, agregando que la del  año pasado “se complicó con el tema de la contingencia sanitaria por el Covid-19”. 

Recordó asimismo que el Balance refleja básicamente el movimiento económico de un determinado período, es decir “lo que ingresó y en qué se invirtieron los fondos provenientes no sólo de los subsidios nacionales sino que además de lo que aporta el vecino, lo cual recaudamos por medio de la Cooperativa 16 de Octubre”.

Situación actual

Por otro lado, Garrido analizó la situación actual de una institución con “trayectoria extensa y positiva” dentro de la comunidad de Trevelin. Reconoció que la pandemia del coronavirus y las restricciones afectaron el normal funcionamiento de la Asociación, así como también lo hicieron en el grueso de la sociedad. 

Planteó que no obstante, “seguimos haciendo capacitaciones” destinadas al personal. Las instancias de formación –resaltó- fueron en su gran mayoría a través de la virtualidad para evitar la concentración de gente en un mismo espacio físico. “En este sentido el trabajo fue importante”, enfatizó.

Valoró que, además, el Cuartel intervino ante cada incendio y mencionó rápidamente la participación en la catástrofe de la Comarca Andina. “El recurso humano es lo más rico que tenemos”, aseguró sin vueltas. “El cuerpo activo se muestra muy comprometido”, añadió en la entrevista concedida a diario La Portada.

En cuanto al recurso material, confió que equipar correctamente a un bombero tiene un alto costo económico. Se requieren condiciones estrictas de seguridad a la hora de combatir un siniestro ígneo.  “Hay que dotarlos de todas las condiciones que un bombero necesita”, agregó. Además, remarcó que en lo financiero la Asociación “está saneada”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí