Presentaciones ante la Defensoría del Pueblo del Chubut y el Asesor de Familia, charlas con diputados nacionales como Santiago Igon y Gustavo Menna y reuniones con legisladores provinciales de diferentes espacios partidarios. Lo han intentado casi todo estos vecinos que observan preocupados como sus hijos pierden innumerables días de clases cada ciclo lectivo.       

Andrés Masip, que además es parte del plantel docente de la “23 de Marzo, habló con diario La Portada y repasó alguna de las gestiones que encaran junto al grupo de padres. Contó que en este tiempo mantuvieron encuentros con múltiples actores del mundo de la política para trasladar la queja. En última instancia buscan que el Estado cumpla con el deber de asegurar la educación de los jóvenes.

A fines de la semana pasada estuvieron con el intendente municipal, Sergio Ongarato, a quien se le detalló cada trámite impulsado. “Hicimos hincapié en la necesidad de encontrar una respuesta a nivel de comunidad en Esquel. Nos pidió una carpeta con el reclamo para que haga el planteo en la provincia”, reveló.

Alternativas

Comentó, asimismo, que con el mandatario local quedaron en evaluar alternativas posibles en caso de que los establecimientos escolares permanezcan cerrados a principios del ciclo lectivo 2021. “Hay que buscar una salida como comunidad”, reiteró, agregando que la educación de los chicos debe entenderse como una prioridad.

“El hecho de encontrar un espacio alternativo de educación (una sede vecinal por ejemplo) no resolverá el problema pero representaría una suerte de punta para despertar un movimiento que quizás sea el inicio a la solución de fondo. Por supuesto que Ongarato no tiene la potestad de abrir las escuelas y pagar los sueldos”, acotó.

Sostuvo luego que es necesario “enfrentar  la problemática” y no mirar para otro lado mientras los alumnos pierden clases. Entendió, a su vez, que la pandemia no puede presentarse como una excusa terminante para habilitar las escuelas y consideró que con los protocolos adecuados puede retomarse la actividad en las aulas.

“Si el Gobierno dice que no abrirá las escuelas, ahí mucho no podemos hacer nosotros. Por eso hablamos de encontrar otras salidas. Claro que también está el recamo salarial de los trabajadores. Mi visión es poder lograr que los docentes, padres y alumnos se pongan en movimiento. Ahí aparecerá la plata para los sueldos”, agregó.

Reiteró Masip en la charla con este medio que “la solución la tenemos que encontrar entre todos como comunidad. Tenemos en claro que acá no está el problema de los docentes por un lado y el de los estudiantes por el otro. Creemos que son parte de uno mismo. El problema es que al no estar los sueldos, no hay clases. Y eso afecta tanto a trabajadores como a los chicos”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí