El Ecocanje se encuentra abierto de lunes a viernes de 9 a 12.30 horas. Las personas pueden acercar y retirar todo tipo de materiales, desde cartón, papel, vidrio, plásticos duros y livianos, aluminio, envases de tetrapack, aceite doméstico y pequeños aparatos electrónicos en desuso. Aseguran que se ha incrementado la cantidad de personas que recuperan y ponen en valor los residuos.

María Bongiorno, quien es una de las trabajadoras del Ecocanje, contó en diálogo con La Portada que se ha incrementado la cantidad de vecinos que se acercan con sus  materiales. “Estamos muy contentos, no sabemos si es por pandemia que la gente está en su casa y está pensando distinto en cuanto a los residuos que uno genera. Pero está bueno que tengan presente recuperar los materiales y que puedan tener otro destino”, destacó.

Ante esta demanda, el Ecocanje amplio su horario y funciona de lunes a viernes desde las 9 hasta las 12.30 horas en Chacabuco 55.

Bongiorno explicó que “el Ecocanje tiene como objetivo que las personas puedan acercar sus materiales y que también puedan llevarse otros”. En este sentido muchos emprendedores se encuentran haciendo eso y los ponen en valor, siendo un recurso importante para su economía diaria.

Se reciben todo tipo de materiales: papel, cartón, vidrio, plásticos duros (envases de shampoo, acondicionador y de limpieza), plásticos livianos (envases de gaseosa y agua), aluminio (latas de gaseosa, cerveza y aerosoles), envases de tetrapack (cajas de leche y de tomate), aceite doméstico y pequeños aparatos electrónicos en desuso. 

Continúan haciendo el intercambio de materiales por compost para quienes lo requieran, aunque la cantidad varió debido a que el trabajo en la Planta de Residuos se ha visto afectado por la pandemia.

También se incorporó un nuevo espacio denominado “Eco Tierra” que impulsa el intercambio de plantines y semillas para quienes quieran armar su propia huerta. La idea es llevar el programa a los barrios cuando la situación lo permita.

Asimismo los vecinos también pueden acercar ecoladrillos al Econcaje como así también retirarlos para su uso personal. “Es una manera que tenemos de darle un mejor uso al nylon y los envoltorios, para evitar que vayan al relleno sanitario”, explicó. En tanto contó que hay personas que los utilizan para armar invernáculos y los vecinos del Barrio 28 de Junio proyectan armar bancos para la plaza del 133 Viviendas. 

Bongiorno sostuvo que “nosotros apostamos a que el consumo sea distinto, que cada uno piense en qué forma está consumiendo, qué consume y qué se puede hacer para no generar tanta basura. La idea es disminuir la cantidad de residuos que llega al relleno sanitario para contribuir al cuidado del ambiente”.

Por último, expresó que a medida que la situación lo permita irán implementando nuevos proyectos y talleres para seguir generando conciencia. “Los esperamos en el Econcaje de lunes a viernes de 9 a 12.30 horas. Somos un equipo de trabajo que entre todos colaboramos con nuestro ambiente y nuestra ciudad”, finalizó.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí