Campaña Punto Solidario: “Creemos que es un éxito y nos ayuda un montón”

0

Sonia Correa, integrante de Cáritas Prelatura Esquel, en diálogo con La Portada informó que el próximo viernes 20 de noviembre finaliza la Campaña Punto Solidario y que hasta el momento se recaudaron 520 kilos de alimentos no perecederos aunque se estima que la cifra final supere los 600 kilos.  

“Agradecemos a todas las instituciones y locales que se sumaron a la Campaña”, indicó al tiempo que agregó que aún resta recolectar las donaciones de algunos comercios por lo que “calculamos que vamos a juntar más de 600 kilos”.

Correa mencionó que “la Campaña se extenderá hasta el viernes 20 de noviembre” e indicó que “en estos días tendremos unas reuniones virtuales para ver cómo seguiremos con el trabajo”.

“Tenemos algunas ideas como un pan de Navidad solidario para sumar a la bolsa de alimentos que le damos mensualmente a las familias. Esto sería como un mimo de un vecino para otro. Es algo que debemos seguir pensando y analizar posibilidades”.     

Al ser consultada sobre el destino de los alimentos donados en la campaña mencionó que en la ciudad “se repartirán entre las tres parroquias para que sean repartidos entre los vecinos de los barrios de cada jurisdicción. La metodología es entregar una bolsa reforzada mensual y una merienda reforzada mensual a las familias que tienen niños entre 0 y 14 años”.

Superar las expectativas 

Correa se mostró satisfecha con el resultado de la campaña teniendo en cuenta que “no teníamos muchas expectativas porque la situación económica es difícil para todos, pero aun así creemos que es un éxito y nos ayuda un montón”.

Señaló, asimismo, que “este ha sido un año particular y desafiante. Teníamos un montón de cosas pensadas para este año que no las pudimos hacer. La pandemia fue un cachetazo que nos dejó, en un primer momento, paralizadas. Luego comenzamos a pensar que no podíamos quedarnos en nuestras casas porque hay familias que nos necesitan”.

Para finalizar sostuvo que “nos golpearon las puertas muchas familias que antes no lo hacían porque tenían algún recurso que se fue perdiendo de marzo en adelante sumado a la situación que atraviesa la provincia. Mucha gente que antes no lo hacía nos pidió alimento con mucho dolor y vergüenza. Todo esto nos desafió para seguir haciendo gestiones a fin de conseguir lo básico que es alimento y en lo posible de buena calidad. Garantizar que los niños tengan leche fue muy difícil, pero se logró con gestión y gracias a la solidaridad de la gente. El desafío será también cómo seguir: el próximo enero será muy difícil”.   

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí