Bajo la consigna “nos deben una ley” los integrantes de la Asamblea de Vecinos Autoconvocados por el No a la Mina de Esquel, en consonancia con la acción que se llevó a cabo el pasado lunes en distintas localidades de la provincia, presentaron la Segunda Iniciativa Popular la cual tiene como principal objetivo la recolección de firmas que permita su tratamiento en la Legislatura provincial.

Cabe recordar que la primera instancia data de 2014 y que en ese entonces el tratamiento no contempló el espíritu del proyecto presentado por los vecinos a fin de contar con una ley que establezca parámetros de sustentabilidad ambiental en las explotaciones mineras.

Llegó así a pedido de los asambleístas la intervención de la Justicia que consideró válida la sesión, no obstante la ley aprobada por la Legislatura – que generó gran indignación en diversos sectores – no tuvo real aplicación y fue derogada un año después.

Una vez más los vecinos que defienden el medio ambiente y que marcaron un antes y un después con su lucha – reconocida a nivel nacional e internacional- vuelven a presentar la Iniciativa Popular y requieren de las firmas de los vecinos.

La tarea no será sencilla porque las medidas de distanciamiento social obligarán a tomar medidas de bioseguridad, sin embargo se confía en superar la cantidad de firmas obtenidas en 2014.

Desde sus inicios, los vecinos de la Asamblea por el No a la Mina, demostraron valor, compromiso y constancia en defensa del bien común. Este es el momento de acompañarlos y de expresar nuevamente una posición que va más allá del análisis político. En ocasiones sólo se trata de sentido común. El futuro de nuestra provincia y de las generaciones futuras está en juego. No hay, por ende, lugar para las medias tintas o las posiciones “tibias”.

Reclamar el cuidado y la preservación de nuestros recursos naturales como así también la aplicación de una política económica (sea cual fuere el “color político” del gobierno de turno) que considere un verdadero proyecto productivo capaz de contener y brindar oportunidades de desarrollo personal y comunitario en forma equitativa es nuestro derecho.    

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí