Claudia Ermili, coordinadora de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) Esquel, en diálogo con La Portada reflexionó sobre el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia conmemorado recientemente desde las redes sociales a consecuencia de la cuarentena por coronavirus.
Comentó, en primera instancia, que antes que se declarara la cuarentena por la pandemia Coronavirus se preveía realizar una intervención en el espacio donde se ubica el cartel de Santiago Maldonado “que fue vandalizado, pero la vamos a dejar para más adelante”.
Destacó, además, la decisión de realizar una conmemoración virtual” como así también la convocatoria de Abuelas de Plaza de Mayo de colocar “un pañuelo blanco en los balcones de las casas”.
En el marco de las reflexiones indicó que “desde al año pasado tomamos esta fecha no sólo para recordar a los caídos y desaparecidos en la Dictadura, sino también a todos los desaparecidos y asesinados en Democracia”. Y agregó que “también consideramos que hay un genocidio en cuanto a nuestra historia Argentina en relación a los pueblos originarios y femicidios. No debemos olvidar ni perdonar y trabajar para que esto pare alguna vez”.
Ermili manifestó que la conmemoración “fue en el mismo sentido” considerando además necesario abogar “por la liberación de los presos políticos”.

Intenciones y presupuesto

Respecto de la posibilidad de contar con una política diferente sobre derechos humanos con la llegada de un nuevo gobierno nacional expresó que “no creo que haya soluciones mágicas, aunque sí creo que hay buenas intenciones en algunas personas del gobierno”.
“Que haya un Ministerio de la Mujer es una buena cosa, pero hay que ver si disponen del presupuesto para concretar todas las buenas ideas que tienen y lo mismo pienso en cuanto al Ministerio de Seguridad que está teniendo otro matiz al que tenía el gobierno anterior sobre las recuperaciones territoriales”, manifestó. Destacó que “también deben contar con la gente capacitada para mediar y no sé si la tienen”. Y reiteró, a título personal, que “las leyes no están mal, pero sin presupuesto no se pueden ejecutar”.
La referente de la APDH mencionó, para finalizar, que “hay que tener mucha cautela. Vemos que hay un cambio, pero no creo que ese cambio sea la solución total. Espero que todo vaya en calma”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí