Es Ingeniero Forestal, realizó un postgrado en Información Geográfica, fue docente de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco y del Instituto de Formación Docente N° 809.

Fue, en las elecciones de junio pasado, candidato a concejal suplente integrando la lista del Frente Vecinal Esquel espacio político en el que milita activamente desde hace 5 años.

Es oriundo de Entre Ríos, pero eligió a Esquel como su lugar en el mundo y aquí formó su familia. Fue empleado de la Subsecretaria de Bosques hasta hace poco tiempo y hoy – ya jubilado – reparte su tiempo entre la lucha y la música. 

En esta entrevista con La Portada Horacio Claverie repasa su llegada a la ciudad, su militancia en defensa del cuidado del medio ambiente y de la implementación política de un presupuesto participativo. Asegura, entre otras cosas, que “votar mejor” es la clave para lograr cambios importantes que beneficien a la sociedad.         

La Portada: ¿Por qué eligió la ciudad de Esquel para vivir?

Horacio Claverie: Fue de casualidad porque estaba buscando trabajo y con un compañero de estudios nos enteremos que había una posibilidad de trabajar en lo que era en ese momento la Dirección de Bosques. Al principio estuve como de paso pensando que ese trabajo sería un contrato por seis meses. Y a mediados de 1983 me cayó la ficha que me gustaba el lugar y me quedé. En 1984 conocí a Miriam y estamos juntos desde entonces. Tenemos dos hijas que tienen 32 y 33 años. Ellas se fueron a estudiar a Córdoba y se quedaron allá.

L.P: ¿Se arrepintió alguna vez de la decisión de radicarse en Esquel?

H.C: No, me encanta acá y no me voy más. Este es el lugar que me gusta para vivir. Soy una fusión entre mi infancia y adolescencia en Entre Ríos, los años de estudio en La Plata (Bs. As.) y ya llevo 38 años en Esquel.

L.P: ¿Qué lo impulsa, habiendo sido candidato a concejal, a participar en política?

H.C: Creo que no alcanza con votar. Hay que participar porque está comprobado que las asambleas son muy importantes para lograr algunos cambios e impedir cosas complicadas como la megamineria. Desde 2003 el No a la mina viene demostrando que se puede lograr frenar la megamineria. En el Frente Vecinal uno aprende y se forma en política. Nunca había militado activamente y lo hago desde hace 5 años. Es un espacio en el que se aprende y no un lugar donde sólo se levanta la mano para elegir a un  candidato. Se habla de las necesidades de la ciudad tales como trabajo y viviendas.

L.P: La gestión participativa es la propuesta del Frente Vecinal. ¿Consideran que este es el camino correcto?

H.C: Creemos que el gobierno municipal se tiene que ocupar de todas las cosas que pasan en Esquel y no solo del mantenimiento de las calles, limpieza y recolección de basura. Se debe ocupar de la falta de viviendas y de fuentes de trabajo como así también de la falta de servicios que padecen los vecinos. Para eso se puede utilizar la participación ciudadana a fin de decidir cuáles son las prioridades. Esto se relaciona con el presupuesto participativo que queríamos implementar. Por otra lado cuando se hace una actividad y hay participación ciudadana se valora mucho más. Trabajé en el plan de manejo de la Laguna La Zeta y posteriormente en la gestión que cuenta con una comisión asesora que trabaja en forma participativa permitiendo que todos los vecinos opinen sobre el destino de la reserva natural. Creo que se puede hacer lo mismo en deporte, vivienda y otros temas.

L.P: ¿Qué opinión le merece la gestión del intendente Ongarato?

H.C: Creo que hay temas importantísimos de los que no se ha ocupado como vivienda y trabajo tal cual mencionada antes. No hay oportunidades de trabajo para los jóvenes ni para acceder a viviendas. Es necesario también la creación de un mercado permanente en el que los productores pueden vender directamente al consumidor y que los artesanos tengan un espacio para vender a los turistas. Estas cosas son asignaturas pendientes. El estado de la Ruta N° 40 es algo en lo que también debe trabajar el municipio. En turismo se centra todo en La Hoya y La Trochita, pero hay muchas posibilidades de desarrollo que están desaprovechadas como el turismo de eventos deportivos. Lo mismo sucede con el turismo de aventura – que está muy en boga- y las actividades relacionadas con la naturaleza como la observación de aves.

L.P: ¿El cuidado del medio ambiente define sus actividades?

H.C: Quizá está relacionado con mi profesión de ingeniero forestal y mi trabajo en Bosques. Siempre me han interesado los temas ambientales. Creo que es importante que preservemos nuestro ambiente. El trabajo de la Laguna La Zeta es un orgullo y un logro para todos los que participamos. Debo reconocer que la gestión de Ongarato le dio importancia a la reserva y hoy tenemos una gran oferta de servicios y cuidado del lugar.       

L.P: ¿La música es el cable a tierra en medio de la lucha?

H.C: Estar con gente que piensa igual y milita es algo muy gratificante. La música es también muy gratificante y ahora que estoy jubilado le estoy dedicando más tiempo. Con el Grupo Entrecerros llevamos diez años y cuatro discos. Tenemos cincuenta canciones y casi todas están grabadas. A los chicos les gusta mucho y tener una permanencia de diez años es raro porque los grupos suelen disolverse. Ahora también pretendo hacer música del litoral que tiene que ver con mi infancia.

L.P: ¿Qué desearía para Esquel?

H. C: Me imagino una ciudad con más alegría porque estamos viviendo una crisis importante con todo lo que sucede a nivel provincial. Es triste ver la ciudad así y también ver a mucha gente ocupada en otra cosa y no tanto de la lucha. Nos merecemos un alivio y creo que es importante votar mejor. Desearía que haya más trabajo y se mantenga el acceso a los bienes públicos como el agua y áreas naturales. La Planta de Residuos debería volver a ser un ejemplo. Quisiera más acompañamiento para los músicos que se manejan a través de la autogestión lo cual es muy difícil.                          

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí