VEPAM: Vecinos necesitan ayuda para imprimir el libro que retrata la historia del barrio

0

Hace tres años comenzaron a juntarse para escribir su propia historia con los recuerdos y las vivencias de cada uno. Su sueño es publicar un libro y están muy cerca de cumplirlo pero necesitan ayuda para poder imprimirlo. Son sesenta familias, entre hombres y mujeres, que fueron desalojadas a la fuerza a fines de los 70 del Calafatal para construir con sus propias manos y más de dos mil horas de trabajo las Viviendas de Esfuerzo Propio y Ayuda Mutua, hoy conocido como Barrio 28 de Junio.

En abril de 2017 un grupo de vecinos dio inicio al Taller Marcando Huellas con el fin de reconstruir la historia del barrio que hasta el momento se encontraba guardada en cada una de las paredes de las Viviendas de Esfuerzo Propio y Ayuda Mutua (VEPAM).

Los protagonistas se fueron acercando de a poco, algunos ya no están y otros todavía no lo han hecho por diferentes motivos. No es una tarea fácil, son muchos los sentimientos y recuerdos que se remueven. Fueron años de mucho dolor, sacrificio, esfuerzo y superación. Los vecinos del VEPAM llevan en su memoria y en su cuerpo las huellas de aquella historia que finalmente será contada en un libro.

En pleno régimen militar sesenta familias fueron deshabitadas de sus hogares, despojadas de sus objetos personales y obligadas a empezar desde cero al otro lado de la ciudad. Vivían en el Calafatal, donde hoy se encuentra la Escuela N° 200, y de la noche a la mañana tuvieron que construirse las viviendas con sus propias manos. Fueron más de dos mil horas de trabajo. Las mujeres trabajan a la par de los hombres. Muchas eran madres solteras y sostén del hogar. Todos debían combinar su trabajo con la obra.

Durante estos tres años de taller los vecinos fueron contando sus vivencias, intercambiando recuerdos y recopilando material fotográfico como documental de ese momento. Hoy ya tienen el borrador completo del libro, sólo les falta el dinero para poder enviar a imprimirlo. Aún no saben cómo harán para conseguirlo, probablemente soliciten algún aporte nacional, provincial y municipal para poder hacerlo como así también realicen diferentes actividades para juntar fondos. No son personas que fácilmente bajen los brazos, saben que con esfuerzo todo se logra.

Al respecto, Braulio Barriga, presidente de la Junta Vecinal del Barrio 28 de Junio, sostuvo en diálogo con La Portada que “el libro está terminado, sólo falta el dinero para poder imprimirlo así que tenemos que ver de dónde vamos a sacar los recursos y quién nos puede ayudar”.

En este sentido remarcó que “el Estado tiene que estar presente porque este es libro es parte de la cultura”, y agregó que “sabemos que por algún lado va a salir, hay que esperar, los vecinos están ansiosos por tener su libro pero les digo que tenemos que buscar la forma de lograrlo”.

Paseo histórico

Por último, Barriga contó que los vecinos están pensando en crear un Paseo Histórico para continuar retratando la historia del barrio y que el turista pueda conocer cómo se hicieron las viviendas de esfuerzo propio y ayuda mutua.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí