Crece el número de feriantes en la calle Don Bosco

0

Hace tres años que la calle Don Bosco se convirtió en un paseo de compras los días sábados, domingo y feriados de 13 a 17 horas como una salida a la crisis económica. Hoy ya son más de quinientas personas las que viven de la feria aunque en estos últimos meses advirtieron que bajaron las ventas. Se pueden encontrar puestos de ropa nueva y usada, accesorios, calzados y comida a diferentes precios. Aún continúa el reclamo por los contenedores, baños químicos y la presencia de inspectores de Tránsito.

La feria en la calle Don Bosco comenzó a funcionar en febrero de 2017 como una alternativa a la falta de empleo. En octubre de ese año ya eran trescientas las personas que se encontraban comercializando sus productos en diferentes puestos y hoy se estima que esa cifra ascendió a quinientas.

Marcela Cirilo, feriante de la calle Don Bosco, aseguró en diálogo con La Portada que en el último año creció de manera significativa el número de puestos. “Cada vez hay más personas así que deben haber más de quinientos puestos por fin de semana”, destacó.

Asimismo sostuvo que los días en los que el tiempo está lindo concurre mucha gente y las ventas mejoran. Mientras que comentó que los días feos se trasladan a la Escuela N° 200. Sin embargo reconoció que en estos últimos meses, en los que se ha agudizado la crisis económica en el país, las ventas han bajado. “La situación está muy complicada porque uno tiene que aumentar los precios porque tampoco se puede regalar el trabajo. Los que venden comida han sufrido un importante incremento en la materia prima que usan para la elaboración de sus productos, y lo mismo ocurre con los que venden ropa nueva”, explicó.

Cirilo señaló, además, que “la ropa usada ya no es negocio” y que a la feria “hay que ir con algo vendible y que guste”. Mientras que contó que la gente se puede encontrar con puestos de comida, accesorios, carteras, calzados y ropa. “El puesto no se cobra y el que quiere puede adquirir un stand para estar más cómodo que lo puede pagar en cuotas”, recordó. 

Por otra parte, la feriante manifestó que en los próximos días presentarán una nota a la Secretaría de Ambiente de la Municipalidad de Esquel para solicitar la colocación de contenedores y el mantenimiento del lugar por la presencia de roedores. “Un grupo de personas se quejó de que hay ratas entonces estaría buenísimo que se cuide más el lugar. Creemos que esto se debe a que tenemos algunos baldíos cercanos”, informó.

También recordó que todavía se encuentra pendiente el reclamo de baños químicos como así también la presencia de personal de Tránsito mientras se corta la calle en el horario de la feria. “Vienen y colocan unos conos pero queremos que haya inspectores porque si no un día se va a mandar un automovilista”, planteó preocupada.

Por último Cirilo afirmó que hoy la feria es una salida laboral para muchos vecinos. “Hay personas que no tienen un trabajo estable entonces se ponen un puesto y se hacen un ingreso para su familia”, cerró.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí