La APDH rechaza el Servicio Cívico Voluntario en Valores

A nivel nacional y regional se cuestiona el proyecto, la implementación por parte de Gendarmería Nacional y se propone “fortalecer el sistema educativo público por ser este el instrumento estatal apropiado para una real capacitación en valores democráticos y republicanos”.

0

Pese a las críticas de distintos sectores políticos, organizaciones sociales y de derechos humanos en el primer día de inscripción para el Servicio Cívico Voluntario en Valores se registraron nueve mil solicitudes de las cuales casi la mitad ya fueron validadas según informó el Ministerio de Seguridad de la Nación a la Agencia Télam. Estos datos generan expectativas entre los funcionarios del Ministerio ya que, además, la página web contó con 20 mil visitas.

Cabe recordar que el Servicio Cívico Voluntario en Valores es una iniciativa de Patricia Bullrich- a cargo del Ministerio de Seguridad – y que se prevé implementar en forma conjunta con el Instituto Nacional de Educación Tecnológica del Ministerio de Educación.

La intención es llegar a jóvenes, de entre 16 y 20 años, “en situación de vulnerabilidad social a fin de contribuir a la inclusión, el acompañamiento y brindar igualdad de oportunidades  en el marco de la Ley de Protección Integral de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes”.

Mediante la Resolución 598/19 publicada en el Boletín Oficial el pasado 16 de Julio, Seguridad presentó la creación de este programa cuya implementación estará a cargo de Gendarmería Nacional. El propósito de la iniciativa será “brindar oportunidades de formación a los jóvenes a través de los valores democráticos y republicanos, además del fomento del compromiso personal y para con la comunidad”.

Se busca, también, fomentar “hábitos responsables, estímulo a la finalización del ciclo educativo obligatorio y la promoción del desarrollo de habilidades para el trabajo, culturales, de oficios y deportes”, explicó el Ministerio.

Postura de APDH            

La oposición al proyecto fue visible a poco de conocerse y una de las organizaciones que se expresó en este sentido fue la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos  (ADPH) a nivel nacional a través de un comunicado.

“La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) rechaza la resolución del Ministerio de Seguridad de la Nación de creación del Servicio Cívico Voluntario en Valores, a cargo de la Gendarmería Nacional y destinado a jóvenes de entre 16 y 20 años de edad”, señala el texto.

Y agrega que “lo hace por entender que Gendarmería es una fuerza de seguridad de naturaleza militar, que integra el sistema de Defensa Nacional, absolutamente ajena al propósito que se le atribuye. No es esta institución, instrumento actual de políticas represivas, la que deba llevar adelante el proceso de inclusión socio-educativa de los chicos y las chicas que no estudian ni trabajan en la actualidad. Por el contrario, es el sistema educativo en sus niveles secundario, terciario y universitario el principal sostén de la educación de niños, niñas, adolescentes y jóvenes. Los valores democráticos expresados en la Constitución Nacional y los tratados de derechos humanos hoy con principal jerarquía son los que deben ser profundizados y difundidos en el proceso de aprendizaje”.

El comunicado señala, también, que “las políticas públicas de educación destinadas a las infancias y a las adolescencias son realizadoras del derecho humano a la Educación, y no son competencia de las fuerzas de seguridad. Con esta medida la intención oficial tiene el fin de adoctrinar a las nuevas generaciones, principalmente a aquellas que pertenecen a las capas más pobres de la sociedad, además de fortalecer el brazo armado, decisiones que perpetúan un sistema de explotación y desigualdad que siempre condena a los mismos sectores. Esta decisión busca imponer la resignación a los y las jóvenes, eliminando la rebeldía y los sueños de liberación”.

La APDH advierte, además, que “la decisión que impugna no es inocente: tiene como antecedente al llamado Servicio Cívico en Valores, creado en 1979 cuando la Gendarmería Nacional estaba al mando del genocida Antonio Domingo Bussi, y los argumentos expuestos en su defensa son los mismos que enarbolaron quienes se opusieron a la eliminación del Servicio Militar Obligatorio tres décadas atrás. Frente a tal desatino la APDH propone, una vez más, fortalecer el sistema educativo público por ser este el instrumento estatal apropiado para una real capacitación en valores democráticos y republicanos”.

Claudia Ermili, referente de la APDH Esquel, indicó a La Portada que “adherimos a la posición de APDH Argentina” y agregó que a nivel regional también se adhiere a los conceptos vertidos por el antropólogo Hernán Schiaffini en relación a la iniciativa de “policía infantil” que se pretendió implementar en Esquel.

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí