La moratoria previsional para las mujeres mayores de 60 años que quieren acceder a una jubilación y no tienen todos sus aportes regularizados vencerá el próximo 23 de julio, tal como estaba previsto en el cronograma de ANSES y luego de una extensión del plazo original.

Esta moratoria abarca a las mujeres que cuenten entre 60 y 64 años de edad al 23 de julio de 2019 y que no alcancen la cantidad de años de aportes previsionales requerida. Luego de una evaluación socioeconómica que se realiza entre la ANSES y la AFIP, se les da la opción de cancelar su deuda en un plan de hasta 60 cuotas —que se actualizan por el índice de movilidad—para obtener el beneficio jubilatorio.

Desde ANSES aún no confirmaron si el plazo para acceder a esta moratoria volverá a extenderse, como se hizo en 2016. Las moratorias previsionales se basan en dos leyes: Ley 24.476 (modificada en 2005) y Ley 26.970 (de 2014). Esta ley abarca los períodos que van desde 1955 a 2003 desde los 18 años de edad. Por eso, las interesadas pueden notificar deudas desde un período anterior al 2003 y luego sumar los aportes realizados.

La moratoria originalmente vencía el 18 de septiembre de 2016 pero fue prorrogada hasta este año. Además, existen otras moratorias vigentes, como la Ley 24.476 que rige para los períodos entre 1955 y 1993 y la Ley 25.994 para personas que hayan cumplido la edad jubilatoria hasta el 2004. Estas medidas permitieron a unos 3,5 millones de personas acceder a una jubilación mínima durante los últimos años.

Con todo, al finalizar la moratoria la opción para las personas sin aportes es acceder a la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM) implementada por el gobierno de Mauricio Macri a través de la Ley de Reparación Histórica. Esta pensión rige a partir de los 65 años para ambos sexos, sin necesidad de ningún tipo de aportes pero con un beneficio del 80% del haber mínimo. Para recibir esta pensión se requiere no recibir ningún otro tipo de prestación como las pensiones por viudez.

El total de jubilados y pensionados nacionales ronda los 5,7 millones, de los cuales unos 3,5 millones tienen una moratoria. De estos, además, 800.000 tienen duplicada la jubilación con una pensión siendo uno de los beneficios, o ambos, obtenidos con las moratorias.

Fuente: Infobae. Foto: Imagen Ilustrativa.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí