Susana siempre sufrió fuertes dolores en la menstruación y en 2006 descubrió que tenía endometriosis. Hoy, luego de tres cirugías y la colocación de un DIU, ese malestar cesó y mejoró su calidad de vida. Esta enfermedad afecta a una de cada diez mujeres en el mundo. No tiene cura pero si el diagnóstico es temprano se pueden aliviar los síntomas. 

La endometriosis es una enfermedad que se caracteriza por la presencia de tejido endometrial, que reviste el interior del útero y es la que menstruamos todos los meses, en lugares donde no debería hacerlo, como por ejemplo en los ovarios, las trompas de Falopio o los intestinos.

La ginecóloga Dra. Yanina Goye explicó en diálogo con La Portada que “estas células al implantarse de alguna manera en otros órganos y tejidos producen mucho dolor”. Destacó en este sentido que “la mayoría de las consultas que tenemos es por dolor en las menstruaciones, que va de mínimo a severo, dolor pélvico crónico, dolor en las relaciones sexuales, dolor al orinar, dolor al defecar y otros de los síntomas que trae es la esterilidad con el tiempo”.

La endometriosis se presenta más frecuentemente entre los 30 y 40 años aunque puede aparecer desde la primera menstruación. “Es una enfermedad que no tiene cura, es crónica y no se conoce entonces no se piensa y se llega tarde al diagnóstico”, informó la Dra. Goye, quien además sostuvo que “la única forma de hacerlo es con una cirugía laparoscópica donde entran con una camarita al abdomen y pueden observar las lesiones”.

Si bien la endometriosis no tiene cura, la ginecóloga aseguró que se puede hacer un tratamiento para aliviar el dolor. “Se pueden dar analgésicos, anticonceptivos y el DIU Mirena, que tiene una acción local y actúa haciendo que haya un reposo en el endometrio, lo que genera que no haya dolor”, precisó.

Con respecto a las mujeres que desean embarazarse, manifestó que “existe un tratamiento que tiene una medicación, que ayuda a que el ovario esté en reposo y se pueda llegar al embarazo, sino la otra manera es un tratamiento de fertilidad”.

La ginecóloga contó que todavía no se conoce la causa de la endometriosis aunque afirmó que hay muchas teorías. “La más fuerte es que cuando la mujer comienza con sus ciclos menstruales, parte de ese flujo menstrual que sale por vagina también va hacia la cavidad abdominal por las trompas. Es un flujo retrógrado, todos lo tenemos pero en algunas personas hay cierta predisposición de que esas células se implanten en ovarios, útero o intestinos”, expresó.

Sostuvo que muchas mujeres y hombres no saben de la existencia de la enfermedad porque no se conoce. “Tengo varias pacientes con esta enfermedad y la idea es concientizar a las mujeres a que se acerquen a la consulta cuando sientan mucho dolor porque cuanto antes se detecta, es mejor el tratamiento”, afirmó.

 

“Sufrí mucho dolor”

Susana Pérez Arteaga descubrió que tenía endometriosis en 2006. Hasta ese momento nunca había escuchado esa palabra. “Yo sufría de menstruaciones dolorosas pero pensaba que era normal. El dolor me dejaba en cama porque es una enfermedad que invalida”, confió a La Portada.

Consultó muchos médicos hasta que llegó al diagnóstico por medio de una cirugía laparoscópica: endometriosis pelviana y abdominal. “Ya estaba bastante avanzada”, reconoció. Tuvo que pasar por tres cirugías para eliminar los diferentes focos que le aparecieron. “En 2009 tuve mi última intervención y gracias a los distintos tratamientos el dolor fue cesando”, aseguró y destacó que hoy está con el tratamiento del Diu Mirena.

Susana recordó que durante años sufrió muchos dolores que no le permitían llevar una buena calidad de vida. “Muchas veces terminé internada con calmantes fuertes y he tenido infecciones urinarias como así también gastroenteritis”, relató y confió que es una enfermedad que te afecta mucho en el ámbito laboral y social.

Hoy, trece años después del diagnóstico, se siente fortalecida y con fuerza para trabajar en la concientización de otras mujeres sobre esta enfermedad. “Me informé mucho y me puse en contacto con la Mujeres Argentinas con Endometriosis porque quiero empezar a trabajar con aquellas mujeres que tengan ganas a ayudar a otras personas a informarse”, declaró.

Susana también se mostró contenta y optimista por la media sanción que obtuvo en la Cámara de Diputados el proyecto del Día de la Endometriosis en Argentina -14 de marzo-. Son muchos los proyectos que tiene en mente. Quiere que la provincia se adhiera a esta resolución y espera presentar un proyecto que elaboró hace tres años para visibilizar la enfermedad. Su objetivo es que se conozca la endometriosis y que las mujeres lleguen rápido al diagnóstico.

 

 

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí