“Para un militante como yo llegar a un cargo de esa investidura era un orgullo”, confió Horacio Quinteros todavía dolido por la situación que atraviesa tras “bajarse” de la lista de diputados por Cambiemos lo que desencadenó su renuncia en Promoción Social.

Dijo que no era la candidatura de Horacio Quinteros sino un lugar preponderante de la Cordillera, una banca desde donde reclamar por las necesidades de una zona que suele estar relegada para el poder de turno.

Reconoció que necesitaba el respaldo del intendente y una muestra de apoyo para que sea ratificado junto a la postulación de Gustavo Menna por Cambiemos.

Lamentó que en la ciudad algunos dirigentes del radicalismo le jugaron en contra y cuestionó además que estos operadores desconocen de plano “lo que sufrimos durante el Gobierno de Das Neves”, agregando que por aquel entonces “padecimos en carne propia la embestida del poder político chubutense”.

Explicó que  al encontrar resistencia de algunos dirigentes resolvió bajarse.

“Se lo dije a Menna. No era mi intención romper el armado provincial”, acentuó, recordando que no hace mucho tiempo eran pocos los que respaldaban la figura del candidato por Cambiemos. “Cuando caminaba la provincia no estaban todos los que aparecen hoy”, advirtió.

Aclaró que su renuncia no está en discusión.

“Todos tenemos un límite. No es una cuestión de recapacitar. No decido las cosas como en un partido de fútbol sino más bien pensando. Por eso trasladé al intendente mi alejamiento, valorando enormemente la posibilidad. Eso lo voy a agradecer toda la vida”, completó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here