El pasado martes fue finalmente reglamentada la llamada Ley Justina, que establece la donación de órganos por parte de toda persona mayor de 18 años, salvo que exprese explícitamente lo contrario.

La Ley de Trasplante de órganos, tejidos y células fue aprobada en el Congreso Nacional a mediados de 2018. En la norma, además, se autoriza a los médicos a realizar trasplante de órganos sin previa consulta con familiares de la persona fallecida.

La ley regirá en el caso de trasplantes de corazón, de vasos, estructuras valvulares y otros tejidos cardíacos, piel, pulmón, hígado, páncreas, intestino, riñón y uréter, entre otros.

La norma lleva el nombre de Justina por Justina Lo Cane, una niña de apenas 12 años que falleció en noviembre de 2017 a la espera de un trasplante de corazón.

Fuente: La Izquierda Diario.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí