La Corriente Clasista Combativa (CCC) reclamó hoy asistencia social en la Municipalidad. Un dirigente de Comodoro Rivadavia se cruzó feo con el intendente Ongarato.

La protesta concentró en su mayoría a mujeres jóvenes de diferentes barrios.

Tuvo epicentro primero frente a la Secretaría de Gobierno por calle Mitre y luego en el patio del municipio. Varias pancartas alusivas a la CCC adornaron la manifestación. Podían observarse también carteles con leyendas tales como “Navidad sin hambre”.

Marcelo Barat, referente provincial, coordinó el reclamo que mostró su pico máximo de tensión al frustrarse una reunión con el intendente.

El dirigente -oriundo de Comodoro Rivadavia- dejó el despacho de Ongarato a los gritos denunciando maltrato.  “Golpeó la mesa y de mala manera pidió que me siente”, reveló.

“Así no se recibe a las organizaciones”, sostuvo enojado y advirtió que bajo actitudes prepotentes no dialogaría con nadie.

“Si me tengo que encadenar lo voy a hacer”, soltó, agregando que la petición puntual de la CCC es “bolsones de alimentos para los compañeros y extender el salario social complementario”.

“Íbamos a resolver cuatro cajones de pollo y carne picada para hacer eventos y de esta manera juntar fondos. En cambio recibimos a un señor que golpea la mesa y nos grita. Eso no es un diálogo”, avisó Barat.

 

 

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí