Pérez Esquivel a La Portada: “Esquel tiene una experiencia de lucha y participación social importante” contra la megaminería

0

El defensor de los derechos humanos, Adolfo Pérez Esquivel, destacó “la experiencia de lucha” y movilización social de Esquel en contra de la megaminería. Además, rechazó las políticas impulsadas desde la Administración Central para avanzar con la actividad extractiva y lamentó que “confunden mucho desarrollo con explotación”.

El Premio Nobel de la Paz conversó con diario La Portada sobre su participación en la reciente “Cumbre Latinoamericana del Agua para los Pueblo”, celebrada a mediados de septiembre en la Provincia de Catamarca con presencia de referentes de diversos países. La premisa fue defender el recurso hídrico como “bien común y vital”.

Realzó Pérez Esquivel la convocatoria a actores de múltiples sectores, desde comunidades originarias, pasando por productores, hasta organizaciones sociales dedicadas a la protección del ambiente. A lo largo de tres días intercambiaron experiencias de resistencia y fijaron acciones para tratar de parar las medidas extractivas motorizadas por gobiernos.

Destacó, asimismo, la marcada necesidad de “reclamar el derecho del pueblo a una vida sana” sin descuidar una premisa básica: “preservar el medio ambiente”. En suma, “no destruir la madre naturaleza”, resumió. Con preocupación observa lo que sucede sobre todo en el país con un Gobierno dando claras señales de promover los proyectos mineros.

Señaló que a simple vista percibe un Estado confundiendo “desarrollo con explotación”. Explicó que el desarrollo debe lograrse a través de un armónico equilibrio con los recursos existentes en la madre tierra. “Otra cosa muy distinta es la explotación como la megaminería”, enfatizó en la entrevista concedida a diario La Portada.

Cuestionó luego que el paso de los emprendimientos extractivos a gran escala “están dañando” el entorno y no sólo en la Argentina sino que en otras regiones de Sudamérica.  Aseveró que el uso de sustancias como cianuro y mercurio penetran las napas afectando no sólo las producciones sustentables sino que fundamentalmente la vida.

Afirmó que la consecuencia es terrible para el ser humano, animales, insectos, vegetales, etc. “Por todo esto se busca generar redes de apoyo. Los diagnósticos los tenemos. Lo que planteaba en la Cumbre es la estrategia y alternativas para enfrentar lo que ocurre”, indicó, recriminando que no existen políticas públicas tendientes a “preservar los bienes y recursos del pueblo”.

En otro orden, marcó el ejemplo de Esquel y subrayó que la ciudad posee “una experiencia de lucha y participación social importante” en rechazo a la megaminería. Al mismo tiempo, bregó porque “los pueblos encuentren alternativas económicas sociales a través de sistemas cooperativos, de producción que puedan valorarse”.

“No existe ser viviente que pueda vivir sin agua”, reiteró el Premio Nobel de la Paz y llamó a resguardar la pureza del recurso hídrico “en beneficio de la humanidad y no que termine enfermando a la población. Hay un desafío creativo para repensar el tipo de desarrollo y vida que queremos”.

Para concluir, dijo que la Argentina es “un país maravilloso” pero “muy maltratado por la especulación financiera e intereses económico. De todas formas no podemos lamentarnos en los diagnósticos sin encontrar los caminos que puedan servir en pos de una vida digna para toda la población, para el presente y futuro de las generaciones”.

Saludo a Horacio Moscovici

Pérez Esquivel aprovechó el diálogo con La Portada para enviar un fraternal abrazo a un vecino de la ciudad. Se trata del reconocido hacedor cultural que, contó, es conocido “de toda la vida”, Horacio Moscovici.  “Tengo un gran amigo, un hermano en Esquel. Vía este medio quiero darle un fuete abrazo”, dijo antes de cortar la comunicación.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí