Ella es docente jubilada de Nivel Inicial, trabajó en la creación de los Jardines Maternales y desde hace 5 años dedica su tiempo a la Asociación Lucha Contra el Cáncer Esquel (ALCEC) ocupando actualmente la presidencia.     

Liliana Tamame, en esta entrevista con La Portada, relata los motivos familiares por los que decidió dedicar su tiempo a la prevención del cáncer, el trabajo que se realiza desde el Servicio de Mastologia del Hospital luego de la instalación del mamógrafo y adelanta las actividades prevista para el mes de octubre. 

La Portada: ¿Por qué decidió dedicar tiempo a ALCEC?

Liliana Tamame: Hice trabajo solidario desde mi lugar en el Nivel Inicial de educación con el armado de los Jardines Maternales que no existían en Esquel. Buscamos lugares y gestionamos ante la municipalidad. Pudimos lograr un esquema de Jardines Maternales participativos muy interesante. En el caso de ALCEC fue porque mi hermana había padecido cáncer de mama. Desde ese lugar vi la necesidad de ayudar a las mujeres respecto del cáncer de mama y también de otro tipo de cáncer. Tratamos de armar campañas para contar con espacios libres de humo porque este es un problema que sigue existiendo a pesar de que con la ley se logró bajar la incidencia de este cáncer, pero los chicos siguen fumando. Se trabaja, además, en la prevención del cáncer de piel ya que es necesario tomar conciencia de que debemos cuidarnos.

L.P: ¿Qué es lo más complejo del trabajo en ALCEC?

L.T: Lo más complejo es poder llegar a la comunidad. Las campañas que hacemos pueden parecer chiquitas, pero dan sus frutos. Nosotros estamos presentes aunque desde un lugar más oculto como por ejemplo desde el Servicio de Mastologia. El gran objetivo fue plantear una campaña para poder tener el mamógrafo. Esto gestionó que el Gobierno provincial se comprometiera. Y con el dinero que recaudamos pudimos armar el espacio físico para la instalación del mamógrafo, pero el trabajo de prevención de cáncer no queda allí. Seguimos trabajando con los profesionales del Servicio de Mastologia – que son de altísima calidad – y desde allí se coordina para que pueda llegar la gente de El Maitén y Gobernador Costa. Se irán incorporando cada una de las zonas y poblaciones que no habían sido atendidas en este aspecto. También se debe tratar de apoyar con la provisión de insumos porque – a raíz de la situación que vive la provincia – hay cosas que no llegan y que son extremadamente caras. El manotón, ejemplo de esto, es una parte del mamógrafo que permite punciones muy específicas. Esto tiene un kit de elementos que permiten que todo esté controlado, pero cuesta 50 dólares cada uno. Nos está faltando, y es un objetivo a lograr, la compra de una camilla especial que se utiliza para este tipo de punciones. Faltan, además, otras agujas que son más sencillas, pero que también cuestan y placas. Y estamos gestionando la llegada de las pacientes del interior lo cual se trabaja con las municipalidades. El trabajo de prevención es grande, pero la ventaja es detectar precozmente. Se hace una intervención y la paciente queda liberada por mucho tiempo. Y también estamos trabajando en la llegada, a préstamo por uno o dos meses, de un solmoforo que permite – a través de los rayos solares – determinar el índice de peligrosidad y cada cuánto tiempo hay que ponerse protector solar para prevenir el cáncer de piel.

L.P: ¿Considera que el Estado debiera brindar mayor colaboración a las organizaciones para la prevención y concientización?

L.T: Debería, pero tal vez nosotros deberíamos acercarnos y exigir más. Los privados sí colaboran.

L.P: ¿Qué actividades tiene previstas realizar durante el mes de Octubre?

L.T: El mes de Octubre es de prevención del cáncer de mama y pensamos hacer charlas radiales y televisivas. Trataremos de ornamentar la calle 25 de Mayo con algún formato distinto. Tenemos pensando hacer un campeonato de futbol femenino durante el fin de semana del 27 y 28 en la Escuela Politécnica para trabajar la concientización desde el deporte. Y hay otras actividades como un café literario.

L.P: ¿Realizaron una nueva Campaña de Socios?

L.T: Estuvimos algunos días en La Anónima y en la Cooperativa. La gente que quiera asociarse también puede comunicarse con nosotras. El costo es de 300 pesos al año (en una o dos cuotas) y 25 pesos desde la boleta de la Cooperativa.   

L.P: ¿Qué mensaje dejaría a las mujeres y a la comunidad en general?

L.T: A las mujeres les pediría que se hagan todos los controles que los médicos platean aunque suenen engorrosos. Los controles ginecológicos son indispensables. Debemos tratar de tener hábitos saludables, consumir alimentos sin tantas grasas y beber con moderación. Hay que disfrutar de nuestro bello paisaje a través de caminatas y salidas al sol debidamente protegidos. Hay que cuidar mucho a los niños del sol. Los grandes deben darle tiempo a sus hijos. Y a la comunidad le pediría que nos tengan en cuenta porque estamos trabajando para toda la gente. Trabajamos para quienes no tienen una Obra Social y para los que sí la tienen. Desde ALCEC estamos dispuestos a escuchar a la comunidad porque quizás tenemos un planteo y la gente necesita otro. Trabajamos en prevención porque queremos crear conciencia.                 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí