Un espacio de encuentro, formación profesional y desarrollo de emprendimientos para los jóvenes va tomando impulso en la ciudad. La idea de crear una CAME en el plano local comenzó a germinar hace un tiempo de la mano de integrantes de la Cámara de Comercio, Industria, Producción y Turismo del Oeste del Chubut.

Claudio Selva y Diego Pérez Castillo, ambos miembros de la entidad comercial, impulsan la conformación de la CAME Joven en Esquel. Sería la primera en Chubut. O la única activa. La convocatoria está hecha, sin restricciones. “Cualquier emprendedor puede acercarse”, aseguraron en diálogo con diario La Portada.

Selva explicó que a raíz del “Emprender Cordillera” realizado el año pasado en la localidad quedó la inquietud en el aire de avanzar en una Comisión Directiva de la CAME Joven. “Con un grupo nos fuimos juntando durante un tiempo” y delineando acciones, comentó, destacando asimismo el acompañamiento de la Cámara de Comercio.

“Lo más importante es que se acerquen para trabajar porque hay muchas cosas por hacer”, aseguró y lanzó la invitación entusiasmado con la posibilidad de darle vida a un espacio de corte inclusivo que permita asistir a los jóvenes en la formulación y crecimiento de un determinado negocio, ya sea productivo, turístico o de servicio.

Resaltó además la apertura y el apoyo de la Cámara de Comercio -que desde hace pocas semanas preside Hugo Romero-, entendiendo que la experiencia de los empresarios con trayectoria y largo recorrido en el sector sería un aporte crucial. “Es muy importante el vínculo para aquellos que recién están arrancando”, manifestó.

Pérez Castillo destacó que CAME Joven “fomenta el ambiente emprendedor” y recordó que es una entidad de alcance nacional que nuclea a cientos de actores con propuestas innovadoras, las cuales presentan diferente grado de avance.

“Uno se puede juntar con personas al mando de empresas y otras cuyas iniciativas están en proceso de ejecución”, acotó.

“Otra de las cosas a las que se apunta es formar líderes íntegros, con nuevas habilidades (acordes a las exigencias del siglo XXI) y que puedan tener intervención en la marcha de las políticas públicas. A veces el privado se ve un poco alejado de lo que son los ámbitos estatales”, amplió.

Ambos realzaron que en la ciudad existen órganos en funcionamiento que respaldan a los emprendedores en el quehacer cotidiano. Mencionaron como ejemplo el Centro de Apoyo a la Producción de Esquel y la Comarca (CAPEC), el departamento de Producción y Empleo y las áreas que dependen del Ministerio de la Producción del Chubut.

“Veo muchos casos de gente con propuestas muy buenas, que logran comenzar pero no lo pueden sostener y en el tiempo se caen porque no hay un buen plan de negocio”, indicó Selva, agregando que la falta de experiencia y conocimiento sobre las variables del mercado también son parte de los obstáculos que se les presentan a los jóvenes.

Aseguró que el relevo generacional es un factor determinante para el crecimiento de toda sociedad.

En algunos años vamos a ser nosotros los que estaremos al frente de las empresas y comercios de la localidad. En vez de agarrar la posta de un día para otro, lo aconsejable es hacer una transición”, completó.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí