La reciente inauguración en Esquel del Laboratorio de Producción de Hongos Comestibles sirve para promover el crecimiento de una actividad que reúne a cada vez más emprendedores, no sólo de la ciudad sino que también del resto de la Comarca. 

Hace un par de semanas se habilitaba en la localidad un laboratorio destinado a realizar investigación, desarrollo e innovación, ofreciendo servicios y vinculación entre los productores. Las expectativas son grandes y más teniendo en cuenta que el consumo de hongos comestibles muestra una tendencia en alza debido a las propiedades saludables que poseen.

En diálogo con diario La Portada, el subsecretario de Desarrollo Agropecuario y Agregado de Valor de la Provincia, Pablo Muñoz, destacó que en Esquel y la región cordillerana existe un interés marcado por la temática, entendiendo que representa una interesante opción de tipo productiva, viable, sustentable y con buenas perspectivas a futuro.

Realzó, asimismo, el trabajo coordinado que llevan adelante múltiples instituciones como el CIEFAP, Consejo Federal de Inversiones, la Secretaría de Ciencia, INTA, etc. “Como Gobierno del Chubut apostamos a la implementación de políticas públicas ligadas con las producciones alternativas. Este es el camino que debemos seguir”, enfatizó.

Señaló luego que los hongos comestibles ofrecen la -para nada despreciable- posibilidad de generar empleo y alimento en un mundo que demanda ambas variantes. “Hablamos no sólo de una propuesta alimenticia sino que también medicinal porque son muchas las propiedades que tienen”, manifestó el funcionario.

“Sabemos que la Cordillera está consustanciada con la actividad. Pueden hacerse producciones confinadas en espacios chicos y con márgenes de rentabilidad deseados. Personas que se dediquen a esto pueden hacerse de un sueldo tranquilamente”, enfatizó Muñoz.

Reiteró que “el camino a seguir” es la diversificación productiva y entendió que en ese contexto el hongo comestible “tiene mucho para aportar”. Agregó que “con pequeñas superficies alcanza para impulsarlas. Hemos visto producciones de 60 metros cuadrados. No se necesitan grandes extensiones. La Cordillera  quiere hablar de este tipo de producciones y no de otras”.

Laboratorio

El mencionado laboratorio tiene por objeto: aportar la provisión de “blanco” o “semilla” para que los productores inicien el cultivo; realizar la tipificación molecular y manutención de cepas diversas de hongos comestibles para satisfacer distintas realidades productivas; innovar en la formulación de sustratos para el cultivo aprovechando residuos lignocelulósicos regionales; desarrollar nuevos protocolos de producción de especies novedosas de hongos comestibles.

 

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí