Asucena Sambueza trabaja con adultos mayores a través de diferentes actividades integradas donde combina sus conocimientos en esferokinesis, yoga, hipopresivo y danza, a fin de proporcionarles mayor flexibilidad, fuerza, resistencia, movimiento y salud.

Es profesora de yoga e instructora de esferokinesis. Se especializó en Danza Movimiento Terapia y Huesos para la Vida a través del método Feldenkrais.

Hoy se encuentra dando clases con actividades corporales integradas en Espacio Bienestar, sito en Sáenz Peña 1632 –planta alta-, de lunes a viernes de 10 a 11.30 horas y los martes y jueves de 16 a 17.30 y 21 a 22 horas. Allí combina todas las técnicas que ha adquirido a lo largo de su formación donde enseña a las personas a moverse de manera más eficiente a través del uso de las pelotas, que son de diferentes tamaños. “Como no soy kinesióloga, trabajo desde el movimiento y trato de que la persona aprenda a moverse desde su propia percepción”, explicó Asucena, quien además destacó que tiene alumnas de 80 años que han recuperado el equilibrio.

En este sentido comentó que trabaja con adultos mayores, tanto mujeres como hombres, porque llegan a una edad en la que empiezan a tener problemas de salud y buscan actividades para conocerse más, cuidar su cuerpo y mantenerse activos”.

Además de las pelotas, el salón cuenta con una barra para potenciar el trabajo o proporcionar equilibrio a quienes lo requieran.

Mayor flexibilidad

La instructora de esferokinesis valoró el múltiple uso que tienen las pelotas en su clase. “Usamos de distintos tamaños, las chiquitas, por ejemplo, sirven para hacer masajes o elevación de piernas. También son útiles para evitar malos movimientos y la persona empieza a ser flexible”, precisó.

En este sentido confió que “las personas que no tiene movilidad aprenden a levantarse de una silla con la técnica Feldenkrise, que ofrece la oportunidad de hacer aquello que ya sabemos de diferentes maneras, con menor esfuerzo y mejor calidad”.

Aclaró que no hay límites de edad para asistir a sus clases y el desafío más grande son las personas que sienten pánico a la pelota. “Yo las invito a que vengan a probar y de a poco van perdiendo el miedo”, aseguró.

Señaló también que en sus clases se trabaja la fuerza, la resistencia y la tonificación, como puede ser de glúteos, abdominales y brazos. No obstante aclaró que no apunta a lo estético sino a la salud. “Tengo alumnas de 80 años que se sienten más flexibles, más tonificadas y controlan mejor su respiración”, resaltó.

 

Mejor coordinación

Asucena también es instructora del método hipopresivo, el cual define como “una técnica que ayuda a mejorar la respiración, controla el abdomen y corrige la postura”, y da clases de zumba gold para adultos mayores, donde aclara que no hace hincapié en la coreografía para no frustrar a sus alumnos, sino en mejorar su coordinación.

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí