A un poco más de un año de su creación, la Asociación Civil de la Cordillera Chubutense obtuvo la personería jurídica ante la Inspección General de Justicia de la provincia, lo que le permitirá continuar consolidando su trabajo. Para este año proyectan realizar talleres y avanzar en la investigación del Cannabis como uso medicinal e industrial junto a otras organizaciones de la ciudad.

Federico Galván, presidente de la Asociación de Cannabicultores de la Cordillera Chubutense, confió a La Portada que sintió una alegría muy grande al recibir la noticia de que ya tenían personería jurídica. “Se lo comunicamos a todo el Frente de Organizaciones Cannabicas de Argentina (FOCA) porque ya somos uno más de ellos y a la Universidad Nacional de la Patagonia porque ahora podemos exigir que investiguen”, destacó.

Asimismo aseguró que a partir de este reconocimiento como Asociación se retomarán los proyectos que habían quedado pendientes con el Laboratorio de Semilla, la Facultad de Humanidades y el INTA. Además de que contemplarán la incorporación de otras instituciones. Como ejemplo recordó que el año pasado se reunieron con el Centro de Día de Adicciones para plantearles el uso de cannabis como reducción de daños.

En este sentido señaló que “el consumo de cannabis atraviesa todos los ámbitos y queremos conocer si tienen una postura tomada, a favor o en contra”. Al respecto Mirko Rojas, quien también integra la Asociación, resaltó que “hay que trabajar más con la gente que no lo acepta para desmitificar esa creencia de que es malo y queremos sacarlo de la ley de drogas porque si no nos ponen al mismo nivel que la persona que vende cocaína”.

Talleres

Rojas aseguró que hay mucha gente interesada en el cultivo del Cannabis así que este año realizarán talleres sobre vegetación, germinación y floración. Retomarán los trabajos que quedaron pendientes con la Universidad y su idea también es colaborar con las localidades de la Cordillera que requieren mayor conocimiento sobre el tema.

Galván aseguró que continuarán ofreciendo charlas como la última que se realizó en el Melipal y que tuvo gran convocatoria para hablar sobre el cannabis medicinal y también el industrial. “Manuel Belgrano ya hablaba de que éramos una nación cañamera y el cáñamo hasta no hace mucho funcionó como producto agrícola”, recordó.

Argentina desarrolló este cultivo por más de cien años, su producción no está prohibida penalmente en nuestro país y fue expresamente excluido del sistema internacional de sustancias fiscalizadas.

Por último, el presidente de la Asociación sostuvo que “tenemos que recuperar esta industria, se ha avanzado en la parte legislativa pero no así en lo social así que tenemos que convencer a quienes toman las decisiones de que tenemos derecho a investigar”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí