El presidente de la Cámara de Comercio, Jorge Castillo, señaló que las ventas en el sector local bajaron entre un 15 y 25 % a lo largo del 2017. No obstante, mostró expectativas con que la economía mejore a nivel país y dijo que la reactivación de la obra pública será clave en los primeros meses del año.

En diálogo con diario La Portada, Castillo explicó que la actividad comercial no fue para nada buena durante el pasado año. “Las ventas han sido muy pobres”, manifestó preocupado y precisó que se desmoronaron hasta en un 25 %. Son datos que pudo extraer a través de una encuesta y en contacto con los asociados.

El experimentado dirigente recordó que el 2016 no había sido menos complicado y dejó en claro, además, que la falta de dinero en la calle golpea fuerte a un sector tradicional, generador de trabajo. En tal contexto, realzó el esfuerzo de los comerciantes por no echar personal. “No hemos despedido a nadie. Eso es lo último en lo que se piensa”, aseveró.

Subrayó que la situación financiera en términos generales es compleja, con municipios y provincias al límite. “El otro día me comentaba un carnicero que la gente compra en cuotas. Cuando eso sucede quiere decir que la plata no estaría alcanzando”, enfatizó, agregando que los precios en alimentos -por ejemplo- están muy elevados.

Renovar las expectativas

Dejó a un lado el pesimismo y bregó por un 2018 mejor, con buenas noticias. “Tenemos expectativas con que la economía empiece a funcionar”, resaltó el titular de la entidad y consideró que en la región cordillerana vislumbra una obra pública un tanto más activa. “Esto genera empleo. Sabemos bien que los obreros de la construcción gastan en la ciudad”, acotó.

Reveló que en una reunión con el propio Gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, solicitó que los proyectos de infraestructura empezados puedan ser terminados. Reiteró que la obra pública es “importante” e indicó que los comercios chicos de barrio suelen verse favorecidos cuando hay trabajadores haciendo viviendas, pavimento, escuelas, etc.

Agregó que al menos en estos dos primeros meses del año el turismo es otra de las variables que colaboran y apuntó a que los visitantes lleguen a la zona en gran medida. Añadió que el deterioro de las rutas, el comportamiento en alza del dólar y el aumento en productos tales como el combustible pueden ser condicionamientos.

Trabajo articulado con las autoridades

Castillo resaltó que la Cámara de Comercio del Oeste del Chubut fue una de las primeras en salir a respaldar al gobernador Arcioni, entendiendo que “si le va bien a él nos va bien a todos”. Agregó que en el plano local preparan una mesa de trabajo en equipo junto a los intendentes de Esquel y Trevelin y que no dudarán a la hora de impulsar acciones en beneficio de ambas comunidades.

Por último, comentó que el Estado Provincial conserva deuda pendiente del 2015 con los proveedores de la Cordillera. “Lo discuto cada vez que voy a Rawson. Me quejo porque estamos a 600 kilómetros. Y sabemos que aquellos que cobran primero son los que se encuentran más cerca de la capital”, amplió.

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí