El cirujano Hernán Navarro Marañon contó a La Portada que tras una gestión personal y familiar procedió a la compra de una Torre Storz Full HD con tecnología de representación de imágenes por fluorescencia en vivo, única en la Patagonia y que se encuentra en muy pocos centros del país. Permite hacer cirugías de alta complejidad con mayor seguridad y en menor tiempo. “Es un avance importante para el beneficio del paciente”, aseguró.

 

“Es el sueño de cualquier cirujano”, aseguró el reconocido cirujano esquelense Hernán Navarro Marañon en referencia a la Torre Storz Full HD con tecnología de representación de imágenes por fluorescencia en vivo que logró adquirir de manera personal como parte de un proyecto familiar. No obstante destacó que “está a disposición de todos los cirujanos de Esquel, no sólo de los que estamos en la Clínica Esquel porque es algo muy importante para la ciudad, los pacientes y nos permite jerarquizarnos de otra forma”.

El profesional precisó que la torre de videolaparoscopía es de última generación, de visión Full HD y que cuenta con la tecnología más moderna de este momento. “Es para hacer cirugías laparoscópicas y te permite hacer fluorescencia en vivo, ya que al paciente se le administra un colorante que con el juego de luces podemos hacer estudios intraoperatorios con poca agresividad al paciente”, explicó.

Se puede utilizar en cirugía general y visceral, cirugía torácica, en ginecológica, urología y cirugía reconstructiva. La fuente de luz especial que tiene la torre y su sistema de fluorescencia permiten visualizar el riego sanguíneo, la vesícula biliar y las vías biliares, el sistema linfático, hacer un control intraoperatorio de la perfusión durante una anastomosis colorrectal como un diagnóstico de metástasis y carcinomas hepáticos, entre otros procedimientos.

 

Unica en la Patagonia

Navarro Marañon contó que “lo importante de esta adquisición es que la torre está en muy pocos centros en el país y es la primera torre en la Patagonia, no está en cuyo ni en el norte”. De esta manera resaltó que “una vez que su funcionalidad esté completa es un avance importante para el beneficio del paciente”.

Próximamente viajará al Congreso Argentino de Cirugía donde realizará la pertinente capacitación para el manejo de la torre. De todos modos confió que la misma ya se encuentra en funcionamiento para lo que es cirugía habitual. Su primera intervención fue una histerectomía laparoscópica con colocación de malla.

 

Cirugías más seguras

El cirujano siempre se ocupó de comprar el equipamiento de cirugías en la Clínica Esquel. Si bien sostuvo que “la primera torre que adquirimos es analógica con visión común, que todavía la tenemos en funcionamiento para procedimientos más simples, y luego la torre intermedia HD ya con más prestaciones”, remarcó que esta nueva torre “es full HD, estás dentro del paciente con una luz impresionante y al ser digital podés eliminar sombras, hacer zoom óptico digital, cambiar la luz y ver relieves; estás en 3D”.

En este sentido aseguró que este nuevo equipamiento “nos permite hacer cirugías de alta complejidad, con mejores prestaciones en cuanto a imagen que al ser tan real nos posibilitará que las intervenciones sean mucho más seguras y en menos tiempo”.

Navarro Marañon subrayó que esta gestión la hizo pensando en el beneficio de cada paciente y que “el hecho de que se pueda hacer la fluorescencia en vivo le da un salto de calidad”. “Si bien siempre tratamos de tener un equipamiento acorde a la complejidad de la cirugía que uno habitualmente realiza, esto llega a cumplir el sueño del cirujano”, concluyó.

 

 

 

 

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here